El voto de la alcaldesa de Mondragón impide aprobar una moción de condena del terrorismo de ETA

  • El voto de calidad de la alcaldesa de Arrasate-Mondragón, Inocencia Galparsoro (ANV), impidió esta tarde aprobar una moción del PP que pedía la condena del último comunicado de ETA, en el que amenazaba a los militantes del PSOE, y del terrorismo de la banda.

Comentarios 8

 La moción tuvo que ser votada en dos ocasiones al haber un empate con siete votos a favor de la moción -PNV, EA y EB-, y otros siete en contra -todos ellos de ANV-, mientras el edil de Aralar se abstuvo en las dos votaciones.

  El empate, que fue deshecho por el voto de calidad de la primer edil, fue consecuencia de la ausencia de los cuatro ediles del PSE-EE, de un edil del PNV y de otro de EB.

  Entre el público se encontraban simpatizantes de la izquierda abertzale que, durante la votación, irrumpieron en gritos de "ANV aurrera" (Adelante), además de "PNV traidor" y "PP fascista".

  Tras el rechazo de la moción, en el turno de ruegos y preguntas la edil del PP, Iciar Lamarain, tomó la palabra para criticar la "bochornosa actitud del PNV, que ha permitido que quien no condena el asesinato siga dirigiendo el Ayuntamiento de Mondragón" y preguntó a la formación jeltzale que "si ahora hubiera sido el PNV el que hubiera llegado a la alcaldía con la moción de censura, su voto hubiera sido afirmativo".

  "Sólo quieren el poder caiga quien caiga y por el camino han perdido la dignidad y los principios", denunció, para a continuación dirigirse a la alcaldesa a quien preguntó si rechaza ella y su grupo el último comunicado de ETA y si muestra su repulsa a los métodos que utiliza la banda terrorista.

  Ante esto, Galparsoro respondió que el PP no le tiene que dar lecciones de democracia y añadió que "en Euskal Herria hay un conflicto político que para darle solución hay que reconocer que hay más de una parte y vosotros no lo hacéis". 

  La edil del PP le replicó que ANV "siempre tiene la palabra conflicto en al boca, pero el primer y único conflicto que tenemos aquí es que ETA deje de matar, que nos deje respirar y vivir tranquilos a las gentes de este pueblo, y lo sabéis vosotros mejor que nadie". 

  Durante todo el pleno se vivieron momentos de tensión en los que simpatizantes de la izquierda abertzale interrumpieron las intervenciones de los ediles con gritos en favor de la "democracia para Euskal Herria" y acusando al PP y al PNV de "fascistas". La alcaldesa tuvo que pedir en varias ocasiones silencio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios