Un atentado sacude la 'zona española' en Afganistán

  • El ataque, que provocó la muerte de al menos 10 personas, tenía como objetivo al jefe de la Policía de un distrito

Comentarios 1

Al menos 10 personas, entre ellas dos mujeres y un niño, murieron ayer y otras 29 resultaron heridas, tras un atentado registrado en la ciudad occidental afgana de Herat, donde hay desplegadas tropas españolas, según informaron distintas fuentes oficiales.

El atentado ocurrió en una rotonda cercana al centro de la ciudad y tenía como objetivo el convoy del jefe de la Policía del distrito de Injil, Khwaja Esa, que resultó herido, dijo el portavoz policial de Herat, Noor Ahmad Nikzad.

Se trata del cuarto intento de atentado contra Esa, aseguró a la agencia afgana AIP el jefe de la Policía provincial, Asmatullah Alizai, quien informó que dos de los muertos eran guardaespaldas suyos.

Según Nikzad, el explosivo fue accionado por un dispositivo de control remoto y causó la muerte de dos policías y diez civiles, aunque más tarde la oficina presidencial emitió un comunicado en el que redujo a diez las víctimas mortales, la misma cifra que confirmó Interior.

El ataque se produjo poco antes de las 8.00 hora local (5.30 hora española), en un momento de intenso trasiego de los afganos que se dirigen al trabajo, de ahí que la mayoría de las víctimas fueran civiles.

Nikzad acusó del atentado a los "enemigos del país", el eufemismo que emplean las autoridades afganas para referirse a los insurgentes talibanes, y estos asumieron más tarde la autoría a través de su portavoz, Qari Muhammad Yousaf Ahmadi, que mantuvo que Esa había perecido junto a otros diez policías, y añadió que el explosivo destruyó dos vehículos policiales.

En un comunicado posterior, el Ministerio del Interior aseguró que el explosivo era una mina y que esta explosionó en un cruce cercano a una estación de policía.

De acuerdo con esta fuente, entre los muertos había dos mujeres y un niño, así como dos policías, mientras que otros dos agentes se encontraban entre los heridos. No obstante, el jefe del hospital central de Herat, Said Naemi Alami, dijo que atendieron a seis policías, dos de los cuales se encontraban en estado crítico, mientras que Esa estaba "estable" tras sufrir heridas de metralla.

Según la nota de la oficina presidencial, el presidente afgano, Hamid Karzai, condenó el ataque y anunció la apertura de una investigación por parte de las fuerzas de seguridad.

Los talibanes están presente sobre todo en el sur y el este del país, las áreas donde predomina la etnia pashtún. En las últimas semanas, Afganistán ha registrado un incremento de los combates entre los talibanes y las tropas internacionales, a raíz de dos masivas operaciones militares en el sur para garantizar la celebración de las elecciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios