Las autonomías exigen al Gobierno mayor igualdad en el reparto del déficit

  • Asturias y Castilla y León dicen que el objetivo ha de ser "lineal", sin beneficios para unas regiones en detrimento de otras Canarias quiere que el nuevo techo permita lanzar planes de estímulo.

El reparto de los esfuerzos de contención del déficit público es uno de los mayores dolores de muelas del Gobierno central. Tres comunidades alzaron ayer la voz para expresar sus quejas por lo que consideran un reparto injusto.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, pidió más margen de déficit para las autonomías, ya que el 1,2% planteado no "garantiza" a las comunidades cumplir con su porcentaje de gasto público, por lo que reclamado un reparto más proporcional y en "igualdad" entre territorios. Herrera, que intervino en Valladolid en la apertura del VI Congreso de la UGT de Castilla y León, argumentó que Castilla y León soporta el 35% del gasto público en sanidad, educación, y servicios sociales, pero con ese 1,2% "sólo se beneficia del 19% del margen de déficit público", lo que, a su juicio, "no es ni proporcional ni consistente".

Como presidente de una comunidad que cumplió con el 1,5% de objetivo de déficit en 2012, Herrera se ve "legitimado" para "reivindicar" que "haya un reparto equitativo de esa flexibilización del déficit para el conjunto de España". El titular del Ejecutivo regional reconoció no obstante lo planteado el viernes por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, respecto a que el Estado soporta un gasto público muy importante, el que se deriva de las pensiones o prestaciones por desempleo, dentro de una comunidad que como Castilla y León es "receptora neta de la solidaridad del resto de España" en esas partidas.

Desde Asturias, la consejera de Hacienda del Principado, Dolores Carcedo, valoró positivamente la ampliación del margen de déficit de las autonomías, aunque todavía lo considera "insuficiente". A su modo de ver, "el aumento del techo para las comunidades no debería ser inferior al 50% de la flexibilización global, que es del 1,8% para así poder corregir el desequilibrio sistémico".

"En todo caso, si el déficit del conjunto de España es el mismo que en 2012, en ningún caso el objetivo de las autonomías debería estar por debajo del 1,5%", añadió Carcedo, recordando que ése fue el objetivo establecido en el pasado ejercicio para las autonomías. La consejera criticó que el Gobierno central "vuelva a reservarse la mayor parte de la flexibilización, aumentando y no corrigiendo el desequilibrio del reparto del déficit existente entre administraciones".

Por último, y respecto al próximo techo de déficit para comunidad, la responsable de Hacienda en Asturias repitió la postura de su Ejecutivo: "un objetivo lineal para todas las autonomías y establecido en función de su PIB". "Que no se beneficie a unas comunidades en detrimento de otras", reclamó Carcedo.

Otra voz crítica se alzó en Canarias, donde el consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, Javier González Ortiz, afirmó que el reparto del déficit anunciado por el Gobierno central es "perverso" para las autonomías, ya que obstaculiza su crecimiento mientras el Estado sigue sin adelgazar su gasto. "El Gobierno de España vuelve a demostrar su cicatería en la distribución del nuevo objetivo de déficit quedándose para sí un mayor margen en detrimento de la reactivación y del empleo de las comunidades autónomas", manifestó. Para González Ortiz el Gobierno pierde la oportunidad de que la flexibilización del déficit se traslade a medidas de crecimiento y al ajuste del gasto estructural del Estado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios