Una avalancha obliga a la Policía a cerrar una hora la frontera de Ceuta

  • Más de 5.000 personas trataron de cruzar el paso del Tarajal obviando los controles

Comentarios 1

La frontera del Tarajal que separa la ciudad autónoma de Ceuta de Marruecos permaneció ayer cerrada durante una hora tras una avalancha de unas 5.000 personas que trataron de cruzarla sin respetar los controles policiales, según informaron fuentes de la Policía. La avalancha se produjo a primera hora de la mañana cuando cerca de 5.000 marroquíes quisieron entrar en Ceuta, lo que obligó a la Unidad de Intervención de la Policía (UIP) a intervenir para frenar el descontrol.

Los ciudadanos se agolparon en los controles de documentación, que son paso obligado para cruzar a la ciudad autónoma. Según las mismas fuentes, la frontera se tuvo que cerrar durante una hora para apaciguar los ánimos de los marroquíes, la mayoría de los cuales son porteadores de mercancías que entran a diario para comprar y luego regresan a su país con la mercancía. La Policía Nacional detectó que entre las personas que pretendían cruzar el perímetro fronterizo había un grupo de marroquíes sin documentación.

El paso se volvió a reabrir después de que la Policía normalizara la situación. Según fuentes de la Policía Nacional ceutí, el paso de entrada y salida con la frontera marroquí volvió a ser fluido al término de la jornada. Estas mismas fuentes señalaron que no se produjeron ni heridos ni detenciones en el transcurso de la avalancha, que tuvo su origen en el intento de más de 5.000 personas procedentes de Marruecos de cruzar de golpe la frontera.

La Policía Nacional informó de que la avalancha de marroquíes motivó también que más de 3.000 coches tuvieran que aguardar colas para transitar por la aduana. La frontera del Tarajal soporta diariamente el paso de más de 20.000 personas, la mayoría de ellas marroquíes que llegan a la ciudad para trabajar o bien para comprar alimentos de primera necesidad que luego introducen en su país.

El episodio de ayer evocó los asaltos de centenares de inmigrantes al vallado de Ceuta y Melilla durante el verano de 2005. El refuerzo del vallado fue una de las causas de la avalancha de cayucos a Canarias en 2006.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios