Dos años de cárcel para los responsables de Fecsa-Endesa por el gran incendio de 1998 en el Bages

  • Los condenados y la compañía eléctrica deben indemnizar a una treintena de afectados con más de 10,6 millones de euros.

Comentarios 0

La Audiencia de Barcelona ha impuesto dos años de cárcel y una multa de 3.000 euros a Agustín Manuel L.R. y Francesc Josep A.L., jefes de zona y de mantenimiento de Fecsa-Endesa en julio de 1998, por provocar "negligentemente" el incendio que aquel verano arrasó casi 18.000 hectáreas en el municipio barcelonés de Aguilar de Segarra. Un jurado les declaró en mayo responsables de descuidar la conservación del tendido eléctrico de la zona, cuyas "deficiencias" originaron el fuego.

  La sentencia condena también a un año de prisión a los dos pirómanos José María F.B. y José María P.O., de 33 años y vecinos de Puig-reig (Barcelona), por provocar en julio de 1998 cuatro incendios menores que devastaron unos 19.000 metros cuadrados en varios municipios de la Cataluña central, tal y como ellos mismos reconocieron durante el juicio. Los dos jóvenes, sin embargo, fueron declarados inocentes de causar el gran incendio de Aguilar de Segarra.  

  El fallo, por otra parte, condena a Agustín Manuel L.R. y Francesc Josep A.L. a indemnizar con más de 10,6 millones de euros a la treintena de afectados que reclamaron por los perjuicios que les causaron los fuegos, entre ellos las tres personas que resultaron heridas durante las tareas de extinción del incendio de Aguilar de Segarra. De dichas cantidades también deberá responder como responsable civil subsidiaria la compañía Fecsa-Endesa.

  Un tribunal popular declaró la culpabilidad de los acusados el pasado 16 de mayo, aunque sólo respecto a cinco de los siete incendios que en julio de 1998 calcinaron casi 27.000 hectáreas en una veintena de poblaciones de las comarcas barcelonesas del Bages y el Berguedà, quedando impunes el incendio que arrasó 9.500 hectáreas en Cardona y el que afectó a 2.000 metros cuadrados de vegetación forestal en Montmajor. 

  Tras la decisión del jurado que puso punto y final a un juicio que se alargó durante un mes y que fue uno de los más complejos celebrados con jurado en la Audiencia de Barcelona--, el magistrado-presidente condena a Agustín Manuel L.R. y Francesc Josep A.L. por un delito de incendio forestal por imprudencia grave, a la vez que por delitos de lesiones y daños, y a José María F.B. y José María P.O. por un delito continuado de incendio forestal.

  La Audiencia de Barcelona ha tenido en cuenta la atenuante de dilaciones indebidas a la hora de condenar a los cuatro acusados, ya que el caso tardó nueve años en llegar a juicio. En lo que respecta a los dos pirómanos, además, se les aplica la eximente incompleta de alteración psíquica. El tribunal popular declaró probado que tenían disminuidas sus facultades, ya que José María F.B. sufría un trastorno grave de la personalidad con intentos de suicidio e ingresos psiquiátricos y José María P.O. padece un importante retraso mental.

más noticias de ESPAÑA Ir a la sección España »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios