Un dirigente norcoreano rozó la muerte en Zaragoza

  • La detección de un cáncer en la Expo de 2008 encendió las alarmas de la diplomacia

Un viceministro norcoreano estuvo al borde de la muerte durante la Expo de Zaragoza en 2008, reveló una alta fuente oficial, que calificó este hecho como el "peor trago" del evento por el temor a un conflicto diplomático.

El viceministro tuvo que ser ingresado de urgencia en el Hospital Clínico zaragozano, donde se le diagnosticó un galopante cáncer de hígado y su estado fue calificado por los médicos de "muy grave". Formaba parte, como invitado, de la comitiva de Corea del Sur a la Expo, en una práctica habitual surcoreana de "acercamiento" entre los dos países, separados por el Armisticio de 1953. A las autoridades españolas se les planteó la disyuntiva de tratar la grave enfermedad, con el consiguiente riesgo de muerte en suelo español, o dejarlo marchar. Optaron por retenerlo. Estuvo más de 40 días ingresado. Y se recuperó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios