Un embajador especial mediará para que los inmigrantes puedan votar

  • El Gobierno trata de ampliar los acuerdos de reciprocidad para que los trabajadores extracomunitarios participen en las elecciones municipales · El Gobierno quiere que los emigrantes voten por internet

El Gobierno nombrará a un embajador en misión especial que comenzará las negociaciones con aquellos países "que cuentan con mayor número de inmigrantes residentes en España" para desarrollar acuerdos de reciprocidad que permitan a los inmigrantes votar en las elecciones municipales. Así lo anunció ayer la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, que compareció ante la Comisión Constitucional del Congreso para abordar las posibles reformas de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General.

España ya ha ratificado estos acuerdos con Noruega, Chile, Argentina, Colombia, Uruguay y Venezuela aunque sólo los noruegos han ejecutado el convenio y votan en nuestro país. La vicepresidenta reveló que el Gobierno negocia convenios similares con países como Bolivia, Paraguay, Perú e Islandia; además, reconoció las dificultades de acercamiento a la India, Argelia o Pakistán y la necesidad de cambios en el texto constitucional de países como Brasil, Ecuador, Guatemala o la República Dominicana.

En este sentido, De la Vega abrió la puerta a "explorar y consensuar" las "diversas propuestas interpretativas" de la Constitución respecto a la preceptiva reciprocidad (los inmigrantes de un país podrán votar en España siempre que los emigrantes españoles puedan hacer lo propio en ese país) que recoge el artículo 13.2 de la Carta Magna. "Si viven con nosotros, trabajan con nosotros, pagan impuestos como nosotros y utilizamos los mismos servicios públicos, es de justicia que también puedan decidir con nosotros y que, a través del derecho al voto, puedan otorgar o retirar su confianza a quienes ocupan cargos electos en los gobiernos locales", argumentó.

De la Vega también abogó por la puesta en marcha del voto electrónico para los españoles que residen en el exterior tras constatar las dificultades que acarrearía facilitar su sufragio en urna, como ha solicitado recientemente el Parlamento Gallego y como reclaman diversas formaciones políticas, como el PP o el BNG.

De inmigración también habló ayer el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que aseguró que la "mejor forma para luchar contra la inmigración ilegal es la inmigración legal".

Rubalcaba se preguntó momentos antes de inaugurar unas jornadas sobre Inmigración e Integración en Torres (Jaén) "¿dónde están los teóricos del efecto llamada?", en relación a las críticas que el Gobierno recibió por parte del PP tras el último proceso de regularización extraordinario.

Las jornadas las dirige el juez Baltasar Garzón y también participó el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios