Los españoles claman en masa contra los recortes

  • Más de 80 ciudades acogen manifestaciones contra los ajustes aprobados en el Congreso.

Miles de personas se han manifestado este jueves en más de 80 ciudades de todo el país de forma pacífica y coreando consignas en contra de las últimas medidas del Gobierno, al que los sindicatos convocantes han advertido de que mantendrán las movilizaciones hasta que modifique su política de recortes. Bajo el lema "Quieren arruinar el país, hay que impedirlo, somos más", los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, han encabezado la marcha en Madrid contra la subida del IVA, el recorte de las prestaciones de desempleo o la supresión de la paga extra de Navidad a los funcionarios. Asociaciones y organizaciones sindicales, profesionales, sociales, culturales, de estudiantes, jueces y consumidores se han sumando a una convocatoria promovida para frenar lo que se ha calificado en el manifiesto leído en Madrid de "agresión a los fundamentos de la propia democracia".

La protesta en la capital -en la que los eslóganes más coreados pedían la dimisión del Ejecutivo y exigían que el próximo parado fuera un diputado- ha congregado a alrededor de 40.000 participantes, según fuentes policiales, si bien los organizadores han elevado esa cifra hasta los 600.000. Un grupo de bomberos, entre el sonido de los tambores, portaba una guillotina "para políticos" levantando los aplausos de la gente, que también ha jaleado a los técnicos del servicio de emergencias de la Comunidad de Madrid, policías nacionales y municipales que participaban en la marcha.

En el recorrido se han podido ver caras conocidas del mundo del cine, como el actor Javier Bardem -flanqueado por su madre Pilar y su hermano Carlos- que ha denunciado que la subida del IVA para los espectáculos supondrá "la puntilla para un colectivo en crisis". "Se están cargando el presente y el futuro de este país", ha dicho el actor, al que han acompañado otros compañeros de profesión como Loles León, Marisa Paredes, Juan Diego Boto o Ernesto Alterio.

En Barcelona se han manifestado pacíficamente miles de personas (400.000 personas según los sindicatos y 40.000 según los Mossos d'Esquadra) en una marcha ruidosa en la que grupos de bomberos de la Generalitat han tirado petardos, botes de humo y espuma. Colectivos como los Yayoflautas han sido también de los más activos y han coreado consignas en favor de la huelga general u otras que pedían la dimisión del jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, y del presidente de la Generalitat, Artur Mas. Mezclados entre otros ciudadanos se ha visto a dirigentes de las formaciones de la izquierda catalana como Oriol Junqueras (ERC), Daniel Fernández (PSC) o Joan Herrera (ICV-EUiA). Al final de la marcha la actriz Carme Sansa y el promotor cultural Pere Camps han leído un manifiesto que ha animado a continuar con las movilizaciones en contra de unas medidas tachadas de "auténtico fraude político".

El lema "Por los derechos sociales de la ciudadanía. Compromiso social para el progreso" se leía en la pancarta que abría la manifestación de Sevilla, a la que han asistido varios dirigentes socialistas. En Zaragoza la convocatoria ha sido respaldada mayoritariamente por los ciudadanos, que han coreado consignas como "estos empresarios, nos quieren como esclavos", "no son recortes, es un golpe de Estado" o "manos arriba, que vienen los mercados". En Valencia, la manifestación no estaba encabezada por los convocantes, sino por otros colectivos entre quienes se encontraban trabajadores de la Radiotelevisión Valenciana protestando por el ERE que extinguirá los contratos de la mayoría de la plantilla.

En el País Vasco la marcha más multitudinaria ha sido la de Bilbao donde los líderes de CCOO y UGT han llamado a la unidad sindical, después de que las centrales nacionalistas ELA y LAB hayan convocado una huelga general en esa comunidad y en Navarra para el próximo 26 de septiembre. La de Palma de Mallorca ha sido una protesta multicolor, en la que se podían ver vestidos de negro a los funcionarios y empleados públicos, de rojo a los bomberos, de azul marino a policías nacionales y de verde a los profesores de la enseñanza pública, que han coreado consignas como "hay solución, Mariano dimisión". En Galicia, la manifestación de Santiago ha contado con la mayor afluencia y en ella se han gritado frases como "el dinero de los banqueros, el sueldo de los obreros" o "queremos trabajar y no emigrar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios