Un etarra elude la prisión en Francia "por lo antiguo de los hechos"

La justicia francesa condenó ayer a tres años de cárcel exentos de cumplimiento al etarra Beñat Atorrasagasti, que había sido detenido en Edimburgo en julio pasado y entregado a finales de enero a Francia, donde tenía pendiente una pena de cinco años, dictada en rebeldía, y ahora modificada.

El Tribunal Correccional de París declaró a Atorrasagasti, de 36 años, culpable de pertenencia a una organización terrorista por elementos descubiertos en 2004 en un piso franco de ETA que demostraban su integración en la banda, algo que él había negado en el juicio celebrado el pasado 25 de marzo.

El presidente del tribunal Laurent Raviot advirtió a Atorrasagasti de que en caso de cometer otra infracción en un plazo de cinco años, tendrá que cumplir entre rejas los tres años ahora dictados y la nueva pena. Raviot le dijo igualmente que la corte "ha tenido en cuenta lo antiguo de los hechos" y "la evolución de su situación" para decretar que la condena de cárcel esté, en principio, exenta de cumplimiento.

La sentencia es inferior a los cuatro años de cárcel, con 18 meses firmes, que había pedido en el proceso la Fiscalía, para la que la culpabilidad del etarra "no planteaba muchas dudas" a la vista de las pruebas y de sus silencios en las preguntas que le había planteado la justicia sobre su implicación en ETA.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios