¿Cómo evitan las universidades españolas la mala praxis?

  • La Agencia de Calidad y Acreditación (Aneca) tiene un papel esencial en la rendición de cuentas

La polémica por las presuntas irregularidades en los estudios de máster de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, hace cuestionarse a la sociedad si las universidades disponen de los mecanismos necesarios para evitar malas praxis.

La Ley Orgánica de Modificación de la Ley Orgánica de Universidades, que modificó en 2007 la Ley Orgánica de Universidades de 2001 para adaptarse a la Declaración de Bolonia, fija la exigencia de los campus de rendir cuentas sobre el cumplimiento de sus funciones. Y señala que la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca) tiene "un papel muy importante en el binomio autonomía-rendición de cuentas".

Precisamente un portavoz de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), la mayor de España, señala a Efe que "los títulos y enseñanzas que imparte están sometidas, también por ley, a la valoración de las agencias encargadas de ello, en especial de la Aneca". A la pregunta de si las universidades deben tener mecanismos que salvaguarden a estos centros de malas prácticas académicas, el portavoz de la Complutense contesta: "rotundamente sí". "Hay que implantar criterios y controles que garanticen que los títulos universitarios -incluidos los que corresponden a la formación permanente- son de alta calidad y cumplen con todas las exigencias requeridas".

Desde la Universidad Complutense añaden que si se detecta la comisión de actos que pudieran ser constitutivos de delito se tiene "la obligación legal de trasladarlo a los tribunales de justicia". Al igual que en la Complutense, en una universidad privada como la de Navarra se dispone de mecanismos de control externo e interno, explica a Efe Unai Zalba, adjunto al Vicerrector de Ordenación Académica.

La Aneca supone el "control externo", y sus auditores acuden cada cuatro años a las universidades y comprueban, por ejemplo, que cada centro cumple en sus másteres con lo establecido en una "exhaustiva memoria" enviada previamente al Ministerio de Educación.

En esa memoria se detalla el proyecto formativo propuesto: contenidos, títulos que se piden para acceder al máster, materias, sistema de evaluación, profesorado que lo va a impartir y los recursos materiales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios