"Libertad, libertad... gracias España", gritan los 500 subsaharianos tras saltar la valla de Ceuta

  • El suceso ha ocurrido sobra las 05:00 por cuatro puntos del perímetro. Hay al menos 25 heridos por cortes y contusiones.

Comentarios 5

Con gritos de "libertad, libertad" y "gracias España" han entrado este viernes en Ceuta alrededor de 500 inmigrantes subsaharianos que han conseguido saltar el doble vallado por diferentes zonas de la frontera con Marruecos. El incidente se salda con al menos 25 heridos por cortes y contusiones.

Después de más de un mes sin que se produjeran movimientos en la frontera -el último intento fue el primer día del año-, este viernes por la mañana se han vuelto a repetir las imágenes de inmigrantes subsaharianos corriendo por el entorno de la frontera y mezclándose con los ciudadanos.

En muchas calles aledañas al paso fronterizo se podían ver regueros de ropa tirada por el suelo. En la carretera había pantalones, chaquetas y muchos zapatos ... sobre todo zapatos.

Los inmigrantes se iban deshaciendo por el camino de todo lo que les pesaba en su deseo de llegar lo antes posible al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), donde los cánticos de "bosa, bosa" eran unánimes tanto en los recién llegados como entre los que ya estaban en Ceuta.

El "bosa, bosa", que significa "victoria" en fula, lengua hablada en África occidental por la etnia fulani, ha vuelto esta mañana a sonar con fuerza por las calles de Ceuta, donde decenas de inmigrantes expresaban su alegría por haber conseguido abandonar Marruecos y seguir su ruta europea.

"Muchas gracias España, se acabó todo", decían los inmigrantes a las puertas del Centro Temporal de Inmigrantes mientras dos de ellos se envolvían en la bandera de España, como aferrados a su buena suerte por haber logrado acceder a la ciudad.

"Ya se ha acabado Marruecos", decía a Efe uno de los subsaharianos que aguardaba tirado en el suelo a que le tocara el turno para acceder al interior del CETI, donde la Policía Nacional ha desplegado un operativo especial. Muchos inmigrantes llegaban al centro descalzos y otros muchos lo hacían sin camiseta en uno de los asaltos más multitudinarios que se han producido en los últimos meses a la frontera ceutí.

Esta mañana cientos de inmigrantes subsaharianos han podido volver a cantar el "bosa, bosa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios