Un juez investiga la carga de los Mossos que dejó heridos a cincuenta indignados

  • Querella por la actuación policial del 27 de mayo en la Plaza de Catalunya

Un juez de Barcelona ha abierto una investigación contra el director de los Mossos d'Esquadra, Manel Prat, y la ex teniente de alcalde de Seguridad de Barcelona Assumpta Escarp por la operación policial y las cargas del 27 de mayo en la acampada de indignados de plaza de Catalunya.

El juez admite a trámite la querella interpuesta contra estos responsables por medio centenar de indignados por la operación policial, que se saldó con más de un centenar de heridos, y ha abierto una causa en la que ha acumulado otras 50 denuncias presentadas en los juzgados por las cargas.

La investigación se dirige también contra el responsable del dispositivo de orden público en Barcelona de los Mossos d'Esquadra, Antoni Antolín; contra un jefe de los antidisturbios, David Bordas; así como contra los guardias urbanos y policías autonómicos que puedan resultar responsables, por posibles delitos contra derechos fundamentales, como el de reunión.

La querella se dirige también contra el conseller de Interior, Felip Puig, pero el juez instructor sostiene que carece de competencia para investigarlo por tratarse de un aforado.

El juez ha dictado el auto tras tomar declaración a 48 de los denunciantes y visualizar numerosos reportajes gráficos de la actuación policial, que se inició como una "operación de limpieza" para eliminar del campamento de indignados elementos peligrosos de cara a una celebración futbolística la noche siguiente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios