La lenta acogida de refugiados

  • En ocho meses sólo han llegado a España 124 personas de las más de 17.000 comprometidas por el Gobierno de aquí a septiembre de 2017

Comentarios 1

España es una oportunidad para los 124 refugiados que han llegado desde Grecia e Italia en los últimos ocho meses, pero debería serlo para los 586 que se fijó como previsión el Gobierno para junio y los 17.337 que deberían desembarcar antes de septiembre de 2017.

"Los refugiados no son cifras, sino seres humanos con derechos", recuerda la presidenta del Consejo General de la Abogacía Española, Victoria Ortega, para exigir al Gobierno español y al resto de la UE que respeten la legalidad respecto a los refugiados y migrantes.

Pero las cifras sirven para dibujar la magnitud de la tragedia, que ha conseguido un triste récord de desplazados desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

En el reparto europeo de las miles de personas que han huido de la guerra, España se comprometió a reubicar a 15.888 de las que ya están en Europa antes de septiembre de 2017, y a otras 1.449 que llevan años viviendo en reasentamientos en Líbano, Jordania y Turquía. Sin embargo, de momento, a nuestro país sólo han llegado 124 personas de nacionalidades siria, iraquí, eritrea y centroafricana.

Estar ya en España no garantiza la protección internacional, recuerda la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) en su último informe sobre el asilo, ya que el 68,5% de las solicitudes fueron rechazadas en 2015, es decir, sólo se concedió asilo a tres de cada diez personas. ¿Qué pasa con los otros siete? Se les notifica el rechazo a su solicitud y se abre un plazo de 15 días para que abandonen el país, explica la jurista Paloma Favieres. "Estas personas deben salir de forma voluntaria en ese plazo o buscar otras vías de regularización -por ejemplo, presentar una solicitud de arraigo-, pero se precisa tener un contrato de trabajo; la regularización se ha puesto muy complicada", reconoce esta abogada de CEAR.

Las personas que han pedido en España asilo y refugio deben esperar una media de dos años para saber si les concede el estatuto de refugiado. Para los que sí lo han obtenido, como al afgano Qurban Ali Khaqan, se acaba esa espera, pero comienza otra: la reubicación de su familia, en este caso de su mujer y su hijo, a los que lleva tres años sin ver. "Pensé que a los seis meses o al año íbamos a estar juntos, pero hasta que no he tenido el permiso de residencia a los dos años no he podido pedirlo", dice el joven. La reagrupación familiar se puede solicitar una vez reconocido el estatuto de refugiado o la protección subsidiaria.

En 2015, sólo a 1.020 personas se les dio protección, de los 3.240 casos resueltos: 220 lograron el estatuto de refugiado y 800 la protección subsidiaria, que a diferencia del estatuto no es permanente sino que se revisa a los cinco años.

España tramitó casi 15.000 expedientes el pasado año de personas que llegaron, muchos de ellos por el puesto fronterizo de Beni Enzar (Melilla) -6.368- y por vía aérea. Las ONG de ayuda a los refugiados han pedido acortar el tiempo de respuesta para evitar la acumulación de peticiones sin resolver.

El perfil del refugiado es masculino (el 63%, el 37% son mujeres) y de nacionalidades de Siria, Ucrania, Palestina y Argelia.

En la UE, 1,3 millones de personas solicitaron protección internacional. Suecia acepta el 72 % de las solicitudes de asilo, y Alemania, el 57%; en el otro extremo Hungría rechaza el 85%, y Francia el 73%. De ese 1,3 millones, 384.045 son niños. En España, 3.720 menores solicitaron asilo.

Varios miles de personas se manifiestaron ayer por el centro de Barcelona en solidaridad con los refugiados y para denunciar el papel de la UE en la gestión de esta crisis humanitaria. "¡Obriu fronteres, Volem acollir!" (¡Abrid fronteras, Queremos acoger!) fue el lema. Hoy, el Día Mundial del Refugiado se celebrará en España con actos en muchas ciudades del país.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios