Los liberales británicos animan a Rajoy a hacer lo que tenga que hacer

  • El viceprimer ministro del Reino Unido escucha los "ambiciosos planes de gobierno" del futuro presidente y le insta a hacer las reformas precisas aun siendo impopulares

El viceprimer ministro británico, Nick Clegg, animó ayer al líder del PP y próximo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a acometer las reformas económicas necesarias "aunque no sean muy populares".

Clegg trasladó, en declaraciones a Efe-TV, este mensaje después de reunirse con Rajoy en la sede nacional del PP en Madrid con la situación económica y los problemas del euro como asuntos centrales.

A la salida, el número dos del Ejecutivo británico comentó a los medios que la reunión fue "muy positiva" y que escuchó con "interés" los "ambiciosos planes" de gobierno que tiene Rajoy.

Clegg mantuvo también un encuentro con la portavoz parlamentaria del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, encargada de negociar el traspaso de poderes con el Ejecutivo saliente.

Rajoy y Clegg coincidieron en la necesidad de adoptar medidas para superar la crisis que promuevan el crecimiento y el empleo. "Todos tenemos que hacer reformas. Francamente, estas reformas no son muy populares. Hay una obligación de todos los políticos, de todos los gobiernos, de explicar, explicar y explicar que no es fácil hacer estas reformas", afirmó el dirigente británico. En su opinión, sin estas medidas, "la situación será peor" y habrá "más paro, más pobreza y menos dinero".

Clegg hizo hincapié en que uno de los objetivos de las reformas, además de ayudar a resolver los problemas de la deuda, debe ser aumentar la competitividad de las economías. "Sin más competitividad, no podemos tratar el paro, que es la cosa más importante para la gente, las familias de España, y también en Inglaterra", señaló el viceprimer ministro británico, que está casado con una española. Puntualizó que su papel "no es dar consejos a Rajoy", pero destacó la necesidad de aplicar medidas aunque generen malestar social, como ha ocurrido esta semana en el Reino Unido con la mayor huelga en 30 años por los cambios en el sistema público de pensiones. Clegg hizo hincapié en que el momento que atraviesa Europa obliga a actuar con firmeza: "Todos los políticos, no importa de qué partido o Gobierno, tenemos que explicar a la gente por qué estamos haciendo estas cosas difíciles para un futuro mejor". "Tenemos muchos intereses en común. Hay muchas empresas españolas que invierten en el Reino Unido y al revés, y somos dos grandes países en la UE. España está en el euro y nosotros, no, pero eso no quiere decir que no tengamos muchas ambiciones en común", subrayó el líder de los liberales británicos, que rechazó que el plan de la canciller alemana, Angela Merkel, y del presidente francés, Nicolas Sarkozy, de reformar los tratados comunitarios para refundar la UE pueda dar pie a una Europa a dos velocidades.

El secretario del Tesoro de EEUU, Timothy Geithner, se reunirá la semana que viene con Rajoy, dentro de una ronda de consultas sobre la crisis del euro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios