Los 51 militares hondureños que se adiestraban para el Líbano vuelven a casa

  • Defensa rechaza que se sumen a la Finul mientras persista la crisis política

El contingente de 51 militares hondureños que se encontraba en España recibiendo entrenamiento para integrarse en la misión de la ONU en el Líbano (Finul) ha vuelto a su país, ya que se ha decidido que no forme parte de la fuerza multinacional, integrada por más de 4.000 soldados, como consecuencia de la crisis política que atraviesa Honduras.

Según explicaron fuentes del Ministerio de Defensa, el acuerdo alcanzado para que los militares hondureños acompañaran al contingente español, que asumirá desde el 15 de agosto y durante 4 meses el mando de la misión, se encuentra "en suspenso hasta que se recuperen las circunstancias políticas en que se firmó". La ministra de Defensa, Carme Chacón, firmó el pasado 30 de marzo un memorando de entendimiento con su entonces homólogo, Angel Edmundo Orellana, para la incorporación de los efectivos hondureños.

Tras la llegada del contingente al país, el portavoz de las Fuerzas Armadas hondureñas, Ramiro Archaga, explicó que las autoridades españolas les habían transmitido que mientras continué la situación en el país, sus militares "no pueden participar" como parte de su misión en Líbano.

Archaga subrayó que se les ha dejado "el camino abierto", de manera que "cuando la situación interna del país se resuelva ellos pueden regresar y cumplir esa misión".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios