El paro se afianza como principal problema de los españoles

  • El desempleo y las preocupaciones económicas ocupan los dos primeros lugares desde enero.

En octubre, el mes en el que una subida histórica de la tasa de desempleo elevó la nómina del INEM por encima de 2,8 millones de personas, el paro se consolidó como el problema que más preocupa a los españoles. Y de nuevo en plena crisis los problemas de índole económica le siguen en el segundo puesto en la lista de inquietudes que más preocupan a los españoles, a mucha distancia de la inmigración y el terrorismo, que también repiten en el tercer y cuarto lugar, respectivamente. El desempleo y los problemas económicos vienen ocupando los dos primeros puestos de esta relación desde enero de este año, siempre con el paro en primer lugar, salvo en junio y julio, cuando las dificultades económicas ocuparon lo más alto de la lista.

En el último mes la preocupación por el desempleo ha subido en 2,7 puntos, situándose con un 65 por ciento en niveles históricos. De hechos la preocupación por el paro supera los récords de al menos los últimos ocho años y ha experimentado un incremento de más de 20 puntos respecto a enero de 2008, cuando sólo conseguía un 44 por ciento de las respuestas. Un mes más, el segundo puesto es para las dificultades económicas, que se anotan una subida de cinco décimas y se colocan con un 54,7 por ciento demostrando que la crisis es lo que ocupa y preocupa a los ciudadanos.

Una crisis de la que los españoles culpan a la situación económica internacional y también a la deficiente gestión del Gobierno, según se desprende de una nueva pregunta sobre cuatro posibles causas de la crisis (el Gobierno, la coyuntura internacional, las decisiones de la UE y la actividad de empresas y trabajadores). Así, casi cuatro de cada diez ciudadanos creen que la actuación gubernamental tiene "mucha" influencia y un 43,4 por ciento considera que tiene "bastante". Respecto a la situación internacional, el 45,3 por ciento la ve "bastante" causante de la crisis y un 35,7 cree que ha sido un factor fundamental para la misma.

Interrogados sobre su percepción de la actual situación económica, la gran mayoría, más del 63 por ciento de los encuestados, la definen como 'mala' o 'muy mala' la actual coyuntura, casi un 3,5 por ciento más que en septiembre. Sólo el 5 por ciento es ajeno a la crisis y califica la situación de 'buena' o 'muy buena'. En cuanto al futuro económico del país, el pesimismo sigue siendo la nota predominante entre los españoles ya que el 47,5 por ciento pronostica que la economía estará aún peor dentro de un año, frente al 12,2 por ciento que augura que mejorará.

Además de la crisis, la inmigración, el terrorismo y la vivienda ocupan, como en los meses anteriores, los primeros lugares en la aunque a mucha distancia del paro y los problemas económicos. Así la inmigración conserva el tercer puesto con un 24,5 por ciento de las respuestas pese a descender cuatro puntos respecto al mes anterior. 

Le sigue el terrorismo de ETA, que tras el asesinato a finales de septiembre del brigada del Ejército Luis Conde en Santoña (Santander) ha repuntado cuatro puntos hasta alcanzar un 22,5 por ciento. Los primeros puestos en el ranking de las preocupaciones de los españoles son la vivienda, en quinto puesto, con un 18,3 por ciento y la inseguridad ciudadana en el sexto puesto, con el 10,2 por ciento de las respuestas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios