Jesús Eguiguren

"No soy partidario de que ETA pida perdón por pura exigencia política"

  • El presidente del PSE-EE asegura que no se arrepiente de nada de lo que hizo durante la negociación con los terroristas y advierte que las críticas que recibe en Madrid "están engordando" a Otegi como activo electoral.

Comentarios 25

El presidente del PSE-EE, Jesús Eguiguren, considera que el proceso histórico para el final de ETA ha sido "relativamente fácil" porque la izquierda abertzale, que ha liderado el debate, estaba "cansada de que hubiera muertos" y de que la banda terrorista le marcara la estrategia política.

"No sé hasta que punto ha sido duro para los Otegi o los Etxebarria porque creo que el proceso histórico ha sido fácil, pero en el esfuerzo personal a lo mejor se han jugado la vida. No lo sé", reconoce Eguiguren en una entrevista con motivo de la publicación del libro ETA. Las claves de la paz.

En la obra, escrita junto al periodista Luis Rodríguez Aizpeolea y que se presentó el martes pasado en San Sebastián, el presidente de los socialistas vascos relata en primera persona su papel en la negociación con la banda durante la tregua de 2006, a la que ETA puso fin con el atentado de la T-4 de Barajas.

Eguiguren deja claro que no se arrepiente "de nada" de lo que hizo durante la negociación, si acaso de "haberse volcado demasiado" en el proceso porque después, reconoce, "no he vuelto a ser el mismo".

Sobre el actual proceso de final de la banda, asegura no tener "ni idea" de que actualmente existan contactos entre ETA y el Gobierno, pese a que hace unos días aseguró en una entrevista que el diálogo ETA-Gobierno "está en marcha desde hace tiempo".

Sí tuvo palabras para el ex portavoz de Batasuna Arnaldo Otegi, que cumple una condena de diez años de prisión en la cárcel de Logroño, cuya situación compara con la de Hansel y Gretel, los dos niños del cuento de los hermanos Grimm encerrados por una bruja en una casa de chocolate para engordarlos y después comérselos.

"Yo creo que están engordando a Otegi como si lo estuvieran preparando para las elecciones. Se estará muy mal en la cárcel, pero políticamente lo están convirtiendo en un referente", lamenta Eguiguren, que alerta de que "casi todo lo que se hace en Madrid" termina favoreciendo al nacionalismo vasco.

No obstante, el presidente del PSE reconoce que las leyes "hay que cumplirlas", aunque se muestra convencido de que el ex portavoz de Batasuna saldrá "pronto" de prisión. Precisamente, sobre la política penitenciaria, el presidente de los socialistas vascos se muestra partidario de un acercamiento de los presos etarras a cárceles de Euskadi.

"No tiene dificultad y normaliza la política penitenciaria", asegura Eguiguren, que recuerda que ETA "son los presos" y que el futuro de los reclusos de la banda es "clave" para que el final de ésta sea definitivo.

El dirigente socialista apuesta por una política "flexible" y orientada a la reinserción, aunque también pide a la izquierda abertzale que renuncie a objetivos maximalistas como la amnistía, que solo levanta "falsas expectativas" en el colectivo de presos.

También cree que es "demasiado pronto" para que ETA pida perdón a sus víctimas y se muestra contrario a que la banda exprese un arrepentimiento público si éste no es "sincero" o responde sólo a una "exigencia política". "No soy partidario de que pidan perdón. Cada uno que apechugue con lo que ha hecho", subraya Eguiguren, que prefiere que la banda terrorista pida perdón dentro de diez años, cuando sea realmente sincero y no se les exija políticamente.

Lo que sí tiene claro el presidente del PSE es que el fin de ETA no tiene marcha atrás o exista peligro de grapización de la banda.

"ETA es un terrorismo VIP, de clase media, con apoyo social y económico. No es un terrorismo marginal", subraya.

Tampoco tiene miedo a que la izquierda abertzale pueda gobernar el País Vasco tras una victoria en las próximas elecciones autonómicas. "Si ganan tampoco pasa nada. Gobiernan en Guipúzcoa y no se ha caído el mundo", reconoce Eguiguren.

Además, no cree que se vaya a producir un giro independentista radical en el caso de que los abertzales consiguieran auparse al Ejecutivo de Vitoria porque los vascos "siempre apuestan por caballo ganador" y les interesa mantenerse entre dos estados, entre España y Francia.

"La política seria empieza ahora", sentencia Eguiguren, que reclama al próximo Gobierno del Partido Popular altura de miras y que no ponga "obstáculos" para alcanzar el final definitivo del conflicto vasco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios