Mas pide al Constitucional que se "ahorre" la sentencia del 'Estatut'

  • El líder de CiU advierte que "el PSOE no puede pretender" que su formación apoye al Gobierno "en Madrid" y haga oposición "en Cataluña".

Artur Mas exigió al Tribunal Constitucional que "se ahorre" las sucesivas sentencias sobre los recursos de inconstitucionalidad presentados contra el ‘Estatut’, al tiempo que consideró que si una sentencia desfavorable recorta la reforma se producirá "un choque de legitimidades" entre la ley y la democracia. Además, advirtió que "el PSOE no puede pretender" que CiU apoye al Gobierno "en Madrid" y haga oposición "en Cataluña", por lo que reclamó que "la situación política en Cataluña se despeje en algún sentido".

Durante su participación en los Desayunos Informativos de Europa Press, el presidente de CiU aseguró que si, en la resolución de alguno de los recursos de inconstitucionalidad que se presentaron contra el ‘Estatut’, el TC recorta la reforma, se producirá un "choque de legitimidades" entre las leyes y la democracia. Mas explicó que se trataría de que "la última palabra" sobre el ‘Estatut’ "no la va a tener el Tribunal Constitucional" ya que el pueblo de Cataluña se pronunció en referéndum sobre la reforma.

Por ello, su partido propondrá "formalmente al pueblo de Cataluña" una consulta, porque, en opinión de Mas, la democracia tiene "cierta preeminencia" sobre la ley. "A eso tenemos derecho, a que el pueblo que aprobó el ‘Estatut’ se vuelva a pronunciar", dijo el líder de CiU, que aclaró que se trataría de acatar "jurídicamente" la sentencia, pero "políticamente no". En cualquier caso, Artur Mas pidió al TC que "se ahorre" las sentencias sobre el ‘Estatut’, al PP que retire su recurso contra la reforma y al Gobierno central que reclame al Defensor del Pueblo que haga lo mismo con el suyo.

El presidente de CiU aseguró que el cumplimiento íntegro del ‘Estatut’ es una de las condiciones que impone al PSOE si quiere mantener una relación de cierta estabilidad en esta legislatura. Así, exigió que se que se cumpla el plazo de aprobación de un nuevo sistema de financiación para agosto y que sea fruto de la negociación bilateral entre Cataluña y el Estado. Además, la nueva financiación deberá promover una revisión de la solidaridad interterritorial para ponerle "límites". "Debe seguir existiendo, pero con límites, porque si no se convierte en abuso. Hay que empezarlo a decir", señaló.

Junto a esas condiciones sine qua non, Artur Mas añadió otros dos factores que influirán también para que CiU apoye al Gobierno en los próximos cuatro años. El primero es "que la situación política en Cataluña se despeje en algún sentido", porque "es muy difícil apoyar al Gobierno en Madrid y hacer oposición en Cataluña". "El PSOE no puede pretender", que la situación continúe así, consideró el líder de CiU, que advirtió igualmente sobre los acuerdos de Estado entre PSOE y PP: "Hacemos esa advertencia, ojo a esos pactos. No nos vengan a buscar si nos dejan de lado".

Mas dedicó una parte de su intervención inicial a hablar de economía, de las dificultades que a su juicio afronta el país y que el Gobierno "escondió" en campaña electoral. "Falta en España un diagnóstico real serio", censuró, para calificar además de "insuficientes" las medidas del plan de choque aprobado la semana pasada por el Consejo de Ministros. El líder de CiU consideró que el dinero que ha ahorrado el Estado en los últimos años se debe dedicar ahora a inversión en infraestructuras.

Además, el dirigente catalán pidió moderación fiscal, que se fomente el ahorro de las familias, que se impulse la internacionalización de la economía y la lucha contra la inflación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios