El presidente de la AVT ratifica al juez que Zapatero es "cómplice" de ETA

El presidente de la AVT, Francisco José Alcaraz, no se arrepiente de llamar al presidente del Gobierno "embajador de ETA" y ratificó ayer en la Audiencia Nacional su acusación a Zapatero de ser cómplice de ETA, una denuncia "que mantengo".

Alcaraz declaró ante el juez Ismael Moreno imputado por un delito de injurias y calumnias contra el presidente del Gobierno, que llevaba aparejada una multa económica. En su declaración explicó que los insultos a Zapatero los dijo "como víctima" y por lo que se ha expresado como se siente. Aún así, matizó que algunas de las declaraciones "son metáforas y en la denuncia se han querido sacar de contexto dándole otro sentido".

Durante el interrogatorio, el presidente de la asociación de víctimas se negó a responder a las preguntas de los querellantes, la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (ADADE), mientras que el fiscal Vicente González-Mota no realizó ninguna pregunta. Hay que recordar que la Fiscalía informó en contra de esta denuncia al entender que la Audiencia Nacional no es el órgano competente para enjuiciar este tipo de delitos.

Al finalizar la declaración, a Alcaraz le estaban esperando una treintena de personas que le mostraron su apoyo con camisetas con el lema De la A a la Z somos todos Alcaraz, a las que se unieron diez miembros de la Junta directiva de la asociación. Se pudieron escuchar, entre otros lemas, "el Gobierno quiere tapar las bocas de Alcaraz y de la AVT".

El presidente de la asociación ratificó sus declaraciones y las mantuvo. A la salida, y a preguntas de los periodistas, lamentó que el Gobierno "estará compartiendo hoy alegrías con los terroristas, separatistas y con el brazo político de ETA". Además, pidió que este caso no llegue a juicio porque él se limita -dijo- a utilizar la libertad de expresión. "Tengo la tranquilidad de que por decir lo que pensamos millones de españoles no me pueden meter en la cárcel".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios