El desafío independentista

La vía unilateral se desvanece

  • JxCAT y ERC se plantean apostar por la negociación bilateral con el Estado para avanzar hacia la independencia

  • La CUP muestra su "preocupación" por el "retroceso" de sus antiguos socios

Gabriel Rufián, en los pasillos del Congreso. Gabriel Rufián, en los pasillos del Congreso.

Gabriel Rufián, en los pasillos del Congreso. / EFE

Comentarios 3

Junts per Catalunya (JxCat) y ERC sopesan la posibilidad de aparcar la vía unilateral hacia la independencia en sus programas para las elecciones del 21 de diciembre, aunque buscan alcanzar un consenso con la CUP. Las candidaturas que encabezan Carles Puigdemont y Oriol Junqueras, según avanzó ayer Nació Digital, han alcanzado un acuerdo con nueve compromisos, que incluyen por ejemplo exigir la libertad de los "presos políticos", reclamar la retirada del artículo 155 de la Constitución o impulsar un pacto de país para ensanchar la "amplia mayoría" en favor del derecho a la autodeterminación.

El borrador de acuerdo también plantea una "negociación bilateral" con el Estado y con la Unión Europea que haga posible la "plena independencia" de Cataluña y la "efectiva y pacífica articulación democrática de la república catalana", así como la exigencia al Gobierno de Mariano Rajoy de un compromiso ante la comunidad internacional de que respetará los resultados del 21-D.

Según fuentes soberanistas consultadas por Efe, el documento no se puede dar por cerrado, porque JuntsxCat y ERC están a la espera de que la CUP se pronuncie al respecto y plantee sus aportaciones. Y lo hizo la portavoz del Secretariado Nacional de la formación anticapitalista, Núria Gibert, que calificó de "retroceso" y de "pasado" el acuerdo entre Junts per Catalunya y ERC en el que podrían apostar por una negociación bilateral para conseguir la independencia, puntualizando que su partido no renuncia a la vía unilateral.

En declaraciones a los medios en la sede de la CUP, Gibert desveló que Junts pel Catalunya, ERC y la CUP negocian un posicionamiento conjunto de cara a la campaña electoral del 21-D, y que su partido comparte la mayoría de puntos como el rechazo a la judicialización de la política y pedir el "cese de la represión". No obstante, la dirigente de la CUP situó la vía unilateral para la implementación de la república catalana como una línea roja a la que no piensan renunciar, y mostró en este sentido "cierta preocupación" de la formación anticapitalista por el posicionamiento de JxC y ERC.

Gibert, así, advirtió de que la CUP no piensa aparcar la vía unilateral porque supondría renunciar a "nuestros postulados" y "no podemos renunciar de ningún modo a lo que somos y a lo que pensamos".

"El mensaje que estaríamos dando es que cada vez que te amenacen te quedas parado, inmovilizado y en casa sin hacer nada, cuando es muy importante seguir en la defensa de lo que creemos que es justo", añadió la dirigente de la CUP.

Además, recalcó que proponer por "enésima vez" una negociación bilateral con el Estado es un "retroceso" y "hace referencia a un escenario pasado que no plantea ningún avance" en la materialización de la república catalana. En este sentido, avisó asimismo de que se estaría "supeditando" la voluntad del pueblo de Cataluña a las "ganas que haya en el otro lado -el Estado-" de solucionar el conflicto. "Nos remitimos a los hechos sobre la actuación de un Estado autoritario", puntualizó.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, afirmó ayer por su parte que "por supuesto" que su Ejecutivo respetará los resultados del 21-D que él mismo ha convocado, pero recordó a ERC que "en el supuesto" de que los independentistas ganen esos comicios tienen que "respetar" la ley, "los derechos de las minorías" y "no perjudicar la economía" catalana. Y punto. Nos quedamos todos tranquilos", enfatizó.

De esta forma respondía al portavoz adjunto de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, que recriminó al jefe del Ejecutivo que convocara desde su despacho unas elecciones "ilegítimas", dado que, a su juicio, solo puede hacerlo el presidente de la Generalitat. En cualquier caso, indicó que se presentarán a esa cita con las urnas y "seguramente" las ganarán. "El próximo 21 de diciembre, ¿se comportarán como carceleros o cómo demócratas?"; le interpeló.

La juez Carmen Lamela se mostró favorable a la acumulación de todas las causas abiertas por rebelión porque se investiga a los miembros de "una compleja organización donde cada uno cumple una función para lograr la secesión de Cataluña y su proclamación como república independiente". Este es el sentido del informe que la juez de la Audiencia Nacional remitió el martes al Tribunal Supremo, a petición del magistrado Pablo Llarena, en relación la posible acumulación de las causas abiertas en relación con el proceso secesionista.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios