"La puerta del derecho a decidir se abre para siempre"

  • Ibarretxe considera un momento histórico el Pleno del Parlamento vasco que se celebrará mañana y en el que se debatirá el proyecto de ley de consulta

Con el Pleno de mañana en el que el Parlamento vasco debatirá el proyecto de ley de consulta impulsado por el Gobierno vasco la puerta del derecho a decidir de los vascos se abre, según el lehendakari, Juan José Ibarretxe, "para siempre". Una cita "histórica la del próximo día 27, en la que el lehendakari no espera otra cosa que el "sí rotundo" de la Cámara para dar palabra al pueblo y "conocer la voluntad de la sociedad".

A pocas horas de que el primer reto de su hoja de ruta soberanista culmine su camino en el Parlamento vasco, Ibarretxe no duda en calificar la cita de "momento histórico". "Por primera vez en la historia, un Gobierno y un lehendakari van a presentar un proyecto de Ley de Consulta para dar la palabra a la sociedad vasca en Álava, Vizcaya y Guipúzcoa, y va a ser un debate histórico", afirmó en una entrevista en Radio Euskadi en la que también dijo no entender porqué algunos tienen "tanto miedo" a la consulta.

En este sentido, destacó que es "curioso" que los que le auguran "un gran fracaso" en su proyecto sean precisamente "los que no quieren hacer la consulta". "Yo sí quiero saber cuál es la voluntad de la sociedad", proclamó Ibarretxe, aunque no sabe lo que sucederá en el pleno de mañana ni el próximo 25 de octubre, fecha fijada inicialmente para la celebración de la consulta, "el derecho a decidir del País Vasco ha venido, y ha venido para quedarse para siempre con nosotros".

"No sé qué pasará el viernes o en octubre, pero la puerta del derecho a decidir está abierta para siempre", sentenció el lehendakari que también apuntó que "tener miedo a la democracia no es el camino" y aseguro que él no tiene ningún temor a lo que puedan decidir los vascos y prometió que "si los ciudadanos dicen que no, dejo esto y a otra cosa".

Por su parte, el portavoz parlamentario del PSE-EE, José Antonio Pastor, insistió en que el Gobierno de España impedirá la consulta planteada por el Gobierno tripartito porque "es moralmente inaceptable". Además, calificó de "vergonzoso" el informe sobre víctimas de actuaciones policiales, porque busca "hacerse simpático a los votos" de la izquierda abertzale.

Pastor consideró que la iniciativa "no tiene ningún elemento positivo", porque "no tiene pies ni cabeza" y es "moralmente inaceptable porque mezcla pacificación con normalización". "Viene a decir que si uno no acepta los postulados políticos de ETA respecto a la autodeterminación, la banda no se va a acabar y, por tanto, hay que decirle a ETA que se acabe, para, después, poner en marcha las tesis nacionalistas", añadió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios