La hija de uno de los secuestrados pide "tranquilidad" para las familias porque el proceso puede ser "largo"

  • Ainhize, hija del marinero de Lekeitio (Vizcaya) Juan Pedro Sesma, secuestrado junto a otros 25 tripulantes del barco "Playa de Bakio" frente a la costa de Somalia, ha pedido hoy "espacio y tranquilidad" para las familias ante la convicción de que su liberación será un proceso "un poquito largo".

En declaraciones a Efe en el puerto vizcaíno, la joven ha agradecido el interés de los medios de comunicación por el caso, pero se ha confesado "saturada y cansada" de la "tensión" acumulada desde que los piratas secuestraran el "Playa de Bakio" el pasado domingo.

Ainhize ha pedido "cautela y prudencia para que todo salga bien" y ha instado a "dejar trabajar al Gobierno y a las instituciones, que lo están haciendo muy bien" y en quienes confía "totalmente".

"Lo único que quiero es que mi padre vuelva y lo grito donde haga falta", ha dicho la joven de Lekeitio, que ha deseado que "se haga todo (la liberación de los marineros) pacíficamente, diplomáticamente".

Ha recordado que la tripulación del "Playa de Bakio" son "marineros que sólo quieren pescar y ganarse su pan", aunque ha mostrado su empatía con los secuestradores somalís: "Si yo estuviera en su situación haría lo mismo, porque están totalmente desamparados. Ojalá que esto sirva, al menos, para que otros países ayuden a Somalia".

Ainhize pudo hablar ayer por la mañana con su padre por teléfono durante unos breves instantes que sirvieron para que Juan Pedro le transmitiera "que estaba bien".

"Su mayor preocupación era saber si la noticia había llegado hasta aquí y cómo estábamos nosotras (Ainhize y su madre). Encima, él tranquilizándonos a nosotras", ha relatado la joven.

Ha expresado su convicción de que todo "va a salir bien" y ha deseado ver "pronto" a su padre, quien llevaba navegando dos meses antes de que fuera secuestrado el pesquero: "Son campañas de cuatro meses: pasan cuatro meses en la mar y dos en tierra. Iban a volver a finales de junio o principios de julio", ha dicho.

Ainhize, quien se ha mostrado muy agradecida con los vecinos y autoridades de Lekeitio, ha recordado que su padre le había contado que en el océano Índico había piratas "pero nunca piensas que va a pasar ni que es verdad". "Yo, los bucaneros los he visto en las películas", ha ironizado.

Lo rocambolesco de la situación ha causado incluso que durante los primeros días del secuestro la joven no le haya comentado nada a su hijo: "¿Cómo le explicas a un niño de ocho años que a su abuelo le han secuestrado unos piratas?", se ha preguntado.

Sin embargo, el pequeño se ha enterado por sus compañeros de colegio de lo ocurrido, por lo que Ainhize finalmente se sentó ayer con él, con la ayuda de los periódicos que hablaban del caso, para explicárselo todo a su hijo y asegurarle que el abuelo volverá pronto.

Cuando esto ocurra, la joven tiene la intención de "obligar" a sus padres a irse de vacaciones para se recuperen de la experiencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios