Se cumple un año del secuestro en Kenia de las cooperantes de Médicos sin Fronteras

  • Exteriores trabaja para liberar a Montserrat Serra y Blanca Thiebaut, pero pide prudencia

Un año después del secuestro de las cooperantes Montserrat Serra y Blanca Thiebaut en Kenia, el Ministerio de Asuntos Exteriores y Médicos sin Fronteras (MSF) prosiguen con extrema cautela y discreción las gestiones para conseguir liberarlas del cautiverio.

Blanca y Montserrat fueron secuestradas el 13 de octubre de 2011 en el campamento de refugiados de Ifo, en Dadaab (Kenia), a 100 kilómetros de la frontera con Somalia, cuando viajaban en un vehículo que fue asaltado a tiros por un grupo armado. Ambas están retenidas desde entonces en Somalia, según Médicos sin Fronteras, que reiteró en un comunicado hecho público en su web su "indignación y pesar" por este "acto de violencia" y renovó la demanda de liberación inmediata de sus dos compañeras.

El secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Gonzalo de Benito, confirmó esta semana que siguen las acciones para liberarlas pero insistió en la necesidad de mantener la prudencia ante esta situación, de la que "no hay novedades", que espera se resuelva pronto.

La misma prudencia que volvieron a solicitar las familias de Blanca y Montserrat, a través de MSF, a los medios de comunicación y las instituciones locales, nacionales e internacionales.

En este tiempo fueron escasas las informaciones conocidas sobre las cooperantes y ninguna organización reconoció la acción, aunque las primeras sospechas apuntaron al grupo islamista radical Al Shabab, vinculado a Al Qaeda. El pasado 15 de febrero, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, aseguró en Argelia que el Gobierno había recibido "una prueba de vida" de las cooperantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios