Los titiriteros regresan a escena entre gritos de "absolución"

  • Los artistas investigados por enaltecimiento del terrorismo actuaron ante un centenar de asistentes

Alfonso Lázaro de la Fuente y Raúl García, los dos titiriteros investigados por un delito de enaltecimiento del terrorismo, volvieron ayer a sacar sus marionetas a la calle para representar tres obras cortas ante unas cien personas que reclamaron su absolución en la causa.

La compañía Títeres desde abajo representó su función en la plaza de Tirso de Molina de Madrid y por la tarde lo hicieron en el parque de La Vaguada. Los dos titiriteros dedicaron su representación a la memoria de Juan Andrés Benítez, fallecido tras ser reducido en octubre de 2013 en el barrio barcelonés del Raval por seis agentes de los Mossos d'Esquadra, que finalmente aceptaron una pena de dos años de cárcel, tras un acuerdo con la acusación popular.

Tras leer un manifiesto en recuerdo a Benítez y denunciar la "brutalidad e impunidad policial", recordaron que están a la espera de juicio y que comparecen ante el juzgado los días 5 de cada mes después haber pasado en febrero cinco días en la cárcel al ser detenidos a raíz de la representación de la obra La bruja y don Cristóbal, en la que exhibieron un cartel con la inscripción "Gora Alka-ETA" y escenificaron acciones violentas.

Aunque sólo había un niño entre los asistentes, la representación comenzó con una advertencia de una de las marionetas: "La función es para todos los públicos que sepan diferenciar la ficción de la realidad". Durante más de media hora, los titiriteros exhibieron sus marionetas sin problemas y con poca presencia policial, fueron aplaudidos en repetidas ocasiones y pusieron fin a su función con los gritos del público de "titiriteros absolución".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios