Una treintena de responsables del PSOE piden aplazar el Congreso Federal a junio

  • Los firmantes, en su mayoría andaluces, creen que el debate de la sucesión debe abordarse con "suficiente tiempo y garantías" y sin distraer al PSOE-A de las elecciones andaluzas.

Comentarios 3

Una treintena de miembros del PSOE, en su mayoría andaluces pero también, han escrito una carta a la Comisión Ejecutiva Federal del partido para pedir que el Comité Federal del próximo 8 de enero "considere seriamente" aplazar hasta junio el Congreso del partido en el que se deberá elegir a la nueva dirección y que está previsto en el primer fin de semana de febrero de 2012, en Sevilla.

La "carta abierta" está firmada por un total de 32 personas, de ellos 17 andaluces, como el ex alcalde de Sevilla Alfredo Sánchez Monteseírín, la ex diputada Carmen Hermosín -miembro del Comité Federal del PSOE- y el eurodiputado Luis Yáñez. Los firmantes consideran que Alfredo Pérez Rubalcaba "ha demostrado ser un digno candidato a liderar el partido, máxime habiendo sido el candidato a las elecciones generales del 20-N en unas condiciones de sobrado conocidas que resultarían adversas para los socialistas", pero también que "el PSOE tiene un importante número de personas que podrían legítimamente aspirar a ser su líder en los difíciles tiempos que se avecinan". 

No obstante, avisan además de que "en los momentos actuales no procede un debate nominalista". "Quien nos lidere poco importará si continuamos sin ofrecer respuestas claras, y desde los valores del socialismo democrático, a la ciudadanía", subrayan.

No distraer al PSOE-A de su objetivo

Para este grupo, el cónclave se debería aplazar a junio para poder afrontar "con suficiente tiempo y garantías el debate". A su entender, el calendario previsto, con las Navidades por medio, es "inapropiado" para desarrollar un nuevo proyecto, "basado en los valores del socialismo democrático" y al mismo tiempo "no distraer al partido en Andalucía del objetivo principal, que es recuperar la confianza ciudadana para frenar a la derecha" de cara a las elecciones autonómicas de marzo de 2012. 

A juicio de los firmantes, el partido ha de estar unido y cohesionado pero, sobre todo, debe tener una estrategia, un discurso propio y diferenciado y un diálogo abierto con la sociedad que le permita recuperar la confianza de quienes dan "inequívocas muestras de desapego ante una política y unos políticos que sienten no representa sus intereses". 

Según añaden, las dos últimas convocatorias electorales, ganadas de forma clara por la derecha, pero sobre todo, "perdidas" por quienes ostentaban la mayoría, ponen de manifiesto "ese desapego ciudadano" con el PSOE. Entienden, así, que las encuestas y el clamor expresado en la calle por amplias capas sociales muestran con claridad que los ciudadanos esperan "otras respuestas" de quienes son, o deberían ser, "el instrumento de la sociedad española para plantar cara a quienes quieren terminar con el estado del bienestar y con conquistas democráticas". En este sentido, señalan que procede un debate serio y en profundidad, que vuelva a situar al PSOE como una herramienta fundamental de cambio. "Ese debate no puede ser mirando hacia dentro, haciendo debates nominalistas o sin afrontar con valentía el varapalo sin paliativos sufrido", apuntan. 

Debate con militancia

Los firmantes también plantean que en un plazo fijado por el propio Congreso se abra un debate con la militancia y los sectores sociales que quieran sumarse para abordar asuntos como la posible celebración de elecciones primarias para la elección de candidatos a la Secretaría General en los ámbitos federal, regional y provincial o el desarrollo de primarias abiertas a simpatizantes en la elección de candidatos a presidencias de gobiernos en el ámbito federal y regional y en las candidaturas a alcaldías.

Piden debatir también la limitación de mandatos en los distintos ámbitos y responsabilidades orgánicas o institucionales; un régimen de incompatibilidades de los representantes socialistas, límites salariales para los cargos públicos, apertura de las listas en todos los ámbitos electorales, o elección directa de alcaldes. 

En el capítulo de cambios en las leyes electorales hablan de revisar las actuales circunscripciones electorales tomando como base el modelo alemán -algo que ya llevaba Rubalcaba en su programa electoral para el 20-N-. También abogan por nuevas fórmulas de "encuadramiento" de la militancia que supere lo que consideran un "anquilosamiento" de las agrupaciones territoriales y que contemple el fortalecimiento sectorial y las "nuevas opciones en red". En relación con el ámbito económico financiero, plantean debates sobre la apuesta por la economía productiva y la creación de empleo la fiscalidad progresiva; la Tasa Tobin, o la participación en los costos de la crisis económica y financiera de bancos y grandes fortunas. 

Recuperar la "bandera de la honradez"

En el plano político, proponen un debates sobre medidas para la defensa de la democracia frente a la dictadura de los mercados, reactivar la internacional socialista y el Partido Socialista Europeo como "herramientas eficaces de trabajo en la globalización", y la defensa del Estado del bienestar como "seña de identidad". También demandan recuperar la bandera de la honradez y la honestidad, combatiendo "sin titubeos todo tipo de corrupción, venga de donde venga"

Los firmantes andaluces, además de Sánchez Monteseirín, Hermosín y Yáñez, son Miguel Ángel del Pino, Manuel Fernández González, Juan Ramón Troncoso, Luis Navarrete, Josu Gómez Barrutia, Manuel Fernández, Joaquín Dobladez Soriano, Rafael Toledano, Joaquín Dobladez, el ex consejero Guillermo Gutiérrez, Fernando Soto Martín, Ángel Menéndez, Jesús de la Lama y Antonio Rodríguez Galindo. La mayoría son de la provincia de Sevilla y ya no ostentan cargos públicos o en los órganos del partido.  

También hay miembros del partido de otras comunidades, como de La Rioja, José María Buzarra, Fernando Martínez López y Resu Cruz Vallejo; de Navarra, Juan Antonio Cabrero, Gracia Iribarren, Antonio Gila, Carlos Aitor Yuste, Amanda Acedo; del País Vasco, Ramón González del Cid, Andrea Muñiz, Francisco Álvarez Barral y Egoitz Aramburu; de Extremadura, Francisco Bernal; de Murcia, Juan Diego Toledano, y de Cantabria, Leire Díez.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios