Eta vuelve a matar Los populares se quedan solos de nuevo al exigir la ilegalización de ANV

La unidad contra ETA se desvanece

  • El Congreso rechaza por cuarta vez la propuesta del PP de revocar la resolución que alfombra el diálogo con los terroristas · El asesinato de dos guardias civiles aparcó sólo diez días la división

Comentarios 0

La unidad contra ETA era mucho más precaria de lo que los analistas preveían. Así las cosas, el frente común que los partidos del arco parlamentario formaron el día del atentado contra dos guardias civiles en el sur de Francia duró hasta que la política antiterrorista fue de nuevo objeto de debate en un pleno del Congreso.

En una iniciativa marca Zaplana -el portavoz del Grupo Popular insistió en llevarla a pleno en la reunión de maitines del PP-, al portavoz popular de Justicia, Ignacio Astarloa, le tocó defender una enmienda que ampliaba una proposición no de ley propia que fijaba el objetivo sólo en instar al Gobierno a que modificara el Código Penal para que los delitos por terrorismo no prescribieran. El añadido insistía infructuosamente, por cuarta vez en este tramo final de legislatura, en que el Congreso revocara la resolución del 17 de mayo de 2005 que autorizaba al Gobierno a dialogar con ETA, y solicitaba, además, la ilegalización de Acción Nacionalista Vasca (ANV) y del Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV), en virtud del artículo 11 de la Ley de Partidos Políticos.

Astarloa invitó al Gobierno y al resto de las fuerzas parlamentarias a "pasar de las palabras a los hechos" y a "cerrar para siempre" la puerta a la negociación con los terroristas.

El portavoz popular de Justicia planteó su iniciativa como "una última oportunidad" del presidente del Gobierno para rectificar una legislatura "tan poco sensata" y como una forma clara de decirle a los terroristas que "gane quien gane" las próximas elecciones generales no habrá negociación posible. Para Astarloa, "la derrota de ETA" reclamada en las manifestaciones unitarias de la semana pasada no puede terminar siendo "una expresión retórica" ni "un lema para salir del paso en una convocatoria aislada en momentos de especial conmoción y tristeza".

El portavoz del PP defendió la política de firmeza contra ETA que llevó el Gobierno de Aznar entre 2000 y 2004, "sin salirse ni un milímetro de la ley", sirvió para "asfixiar a los pistoleros, llevándoles a la situación de mayor debilidad de su historia".

En contra de la iniciativa popular se situaron claramente todos los demás grupos políticos.

El diputado socialista Juan Luis Rascón calificó la proposición no de ley de totum revolutum a modo de "traca final" de la legislatura y lamentó que el partido que lidera Mariano Rajoy siga alimentando "la confrontación entre los demócratas" con fines meramente electoralistas. Rascón defendió que el PP "no ha querido cuentas con los demócratas" en materia antiterrorista durante la actual legislatura, una actitud que es "el peor servicio que se le puede hacer a una sociedad" y "la peor manera de honrar a las víctimas".

más noticias de ESPAÑA Ir a la sección España »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios