La unidad contra ETA se resiente en Mondragón

  • El Gobierno critica la "indigna" actitud de los concejales del PP y de IU

El Gobierno considera un "comportamiento indigno" la actitud de los tres concejales de IU-EB y la edil del PP en Mondragón que, con sus abstenciones, impidieron el jueves la aprobación de la llamada moción ética consensuada por PNV y PSE contra la alcaldesa de ANV, Inocencia Galpalsoro.

La vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, afirmó en su comparecencia ante los periodistas tras la reunión del Consejo de Ministros, que se vivió en la localidad guipuzcoana una "situación desagradable" y que las fuerzas políticas que no apoyaron la moción tuvieron "un comportamiento indigno". "Indigno -apuntó la número dos del Ejecutivo socialista- para la inmensa mayoría de los españoles que apuestan por la paz, para la inmensa mayoría de la gente que creemos que lo básico es estar siempre al lado de los que apuestan por la palabra y no por las pistolas". "Indigno -añadió De la Vega- también para la inmensa mayoría de quienes hace unas semanas sentimos dolor y rabia por el asesinato de Isaías". "E indigno -sentenció- porque, por unas u otras excusas, con su actitud permiten que al frente de este ayuntamiento continúen personas que amparan la violencia terrorista".

La concejala del PP en Mondragón se mostró por su parte dispuesta a firmar "ahora mismo" a favor de la moción de censura que el PSE pretende presentar contra la alcaldesa de ANV en la localidad guipuzcoana. Además, justificó su abstención del jueves ante la moción que pedía la dimisión de Galparsoro en que el texto era un mero "teatro" para "lavar la cara" del PNV y del PSE, y no servía para sacar a ANV de la Alcaldía.

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) considera "un insulto" a las víctimas del terrorismo las mociones presentadas en los ayuntamientos de Mondragón y Hernani y defendió que, además de su ilegalización, "la única acción válida" es la moción de censura. La asociación presidida por Juan Antonio García Casquero criticó en un comunicado el "espectáculo de baja calidad democrática" ofrecido después de que no prosperasen las iniciativas de PSE-EE y PNV para que los concejales de ANV dimitieran si no condenaban la violencia.

De la Vega insistió en que la unidad de los demócratas frente a los violentos y quienes les apoyan es "previa y está por encima de cualquier otro planteamiento".

Preguntada por las manifestaciones del presidente del PNV, Íñigo Urkullu, alertando del riesgo de un "choque de locomotoras" si Zapatero no llega a un acuerdo con el lehendakari sobre su anunciada consulta, la número dos del Ejecutivo recordó que Ibarretxe ha sido recibido varias veces en La Moncloa, que volverá a serlo próximamente, y que el "diálogo" es "el instrumento para alcanzar acuerdos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios