El 60% de los vascos rechazan tanto a ETA como la ilegalización de ANV

  • El Euskobarómetro revela además el incremento del rechazo (hasta el 11%) entre los votantes de la izquierda 'abertzale' a la violencia de la organización terrorista

Con el proceso de paz ya finiquitado, la mayor parte de la cúpula de Batasuna entre rejas y ETA dejando víctimas mortales con sus atentados, el respaldo y apoyo que la banda terrorista encuentra en la sociedad vasca es cada vez menor. Así se desprende de los datos del Euskobarómetro, que apuntan que el 58 por ciento de los ciudadanos vascos rechazan frontalmente a ETA, lo que supone un 8 por ciento más que hace un año.

Llama la atención que prácticamente el mismo porcentaje de vascos que repudia a la banda terrorista también rechaza la ilegalización de ANV y del PCTV. Así, el 58 por ciento de los vascos se muestra contrario a la ilegalización de ANV y un 59 por ciento rechaza también la del PCTV.

Otro dato muy significativo es que el apoyo a ETA también se ve minado entre los votantes de la izquierda abertzale. Así, el 11 por ciento de los electores del PCTV es totalmente contrario a la violencia de la organización terrorista, lo que supone seis puntos más que hace seis meses.

Según el responsable del equipo que elabora el Euskobarómetro, Francisco José Llera, desde hace un año se está empezando a producir "desorientación" en el electorado de la izquierda abertzale y en el último semestre, "lo que predominó claramente eran los que no tenían opinión y no sabían qué contestar y se mantenía el apoyo más claro que el rechazo". "Pero ahora, lo que ha cambiado es que el rechazo es muchísimo más claro, el apoyo es muchísimo menor y la desorientación sigue creciendo", subrayó.

Las opiniones de apoyo remoto, de los que piensan que antes estaba justificada la violencia de ETA pero ahora ya no, algo que cree un 18 por ciento, o de los que comparten los fines pero no los métodos violentos, un 10 por ciento, se estancan. Pero para los responsables del Euskobarómetro, lo más llamativo sigue siendo la práctica desaparición del apoyo explícito y total a ETA, que queda reducido a un exiguo 0,4 por ciento.

Por primera vez, los vascos suspenden al lehendakari, Juan José Ibarretxe, en su valoración a los líderes políticos y ahora es Josu Jon Imaz el político más valorado y el único que aprueba con cinco puntos, después de que en setiembre anunciara públicamente su renuncia al cargo de presidente del PNV.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios