La generación Sacchi

  • Donadoni y Van Basten, miembros del gran Milan, se miden en el Italia-Holanda · La disciplina táctica marcó a ambos

El seleccionador holandés Marco van Basten y su  homólogo italiano Roberto Donadoni, ex compañeros del gran Milan de Arrigo  Sacchi, se miden mañana en la Eurocopa 2008 con el sueño de convertirse en  grandísimos entrenadores, tras haberlo sido como jugadores, juntos en San  Siro.

Para construirse, los dos técnicos tuvieron una buena escuela. Con el mismo  título que Carlo Ancelotti, actual técnico del Milan, y Frank Rijkaard, ex  entrenador del Barcelona, ambos fueron elementos claves de los rossoneri de Sacchi, a fines de los ochenta y principio de los noventa.

Que varios jugadores de aquel plantel de Sacchi sean hoy directores  técnicos no es una sorpresa para Van Basten.

“Éramos todos unos apasionados del fútbol y lo seguimos siendo. El plantel estaba  compuesto por jugadores con fuerte personalidad, que pensaban en el fútbol las 24 horas. Por eso no es sorprendente que muchos se hayan convertido en  técnicos”, explicó recientemente el triple Balón de Oro.

De esa época dorada del Milan, Van Basten (43 años) y Donadoni (44 años)  conservaron “la disciplina táctica, los detalles”, según el holandés.

El holandés detesta, de hecho, que sus jugadores no respeten sus órdenes.  Mark van Bommel lo sufrió en carne propia hace dos años cuando dejaba su sitio defensivo en el campo. Van Basten terminó apartándolo de la selección.

El mentor neerlandés y Donadoni conservan de Sacchi esa noción de trabajo  por zonas que el italiano había dispuesto para hacer reinar al equipo lombardo  en Europa.

De hecho, Sacchi prohibía a cada jugador dejar su zona, pidiendo conservar  una distancia predeterminada, metro por metro casi para que no hubiese grandes  huecos.

Las 10 zonas de los jugadores de campo eran cerradas y el Milan de  Sacchi formaba un bloque compacto, capaz de presionar arriba y abajo o tirar el  fuera de juego.

Pero Donadoni y Van Basten también aprendieron de otros maestros, como  Fabio Capello, actual seleccionador de Inglaterra.

Van Basten tuvo dos maestros más: Rinus Michels, el inventor del  fútbol total que lo hizo líder en la conquista de la Eurocopa de 1988, y Johan Cruyff, dios del fútbol ofensivo, ex director técnico de Ajax y Barcelona.

“Me gusta jugar bien. Y si pierdo, prefiero hacerlo jugando bien”, comentó Cruyff.

Todas estas filosofías tuvieron influencia en Donadoni y Van Basten, que casualmente tomaron el puesto de seleccionador sin probar la tensión de clubes  antes.

“Por ahora, voy compartiendo mi experiencia como entrenador  con mis jugadores”, dijo hace unos días el ex volante milanista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios