Un trotamundos con suerte

  • Guus Hiddink, el seleccionador de nacionalidad holandesa que entrena a Rusia, ya dejó a España fuera de las semifinales en el mundial de Corea.

Seleccionador trotamundos, el holandés Guus Hiddink se lanza a una nueva aventura en la Eurocopa-2008 al frente de Rusia con el respaldo de una reputación de técnico con suerte y típicamente aguafiestas.

Holanda, Corea del Sur, Australia y hoy Rusia, tras su paso por Real Madrid, Valencia, Betis o Fenerbahçe dan un panorama de la vida de Hiddink, un trabajador sin fronteras que se convirtió en el primer seleccionador extranjero de Rusia tras la caída de la URSS en 1991.

En Holanda, pese a los inicios en De Graafschap, Hiddink es considerado esencialmente como el técnico de un solo club, el PSV Eindhoven, con el que ganó todo (6 títulos de Liga, cuatro Copas, una Supercopa de Holanda, una Copa de Campeones en 1988 y una Intercontinental).

Pero su fuerte imagen se la hizo llevando a Corea del Sur a semifinales en el Mundial-2002, cuatro años después de haber llegado a esa misma instancia con los "Oranje". Así, Hiddink pudo construir un equipo disciplinado, sin individualidades pero con una sorprendente base colectiva.

Con Australia hizo un trabajo parecido y casi da la sorpresa de Alemania-2006, donde quedó fuera en octavos en un partido muy disputado ante el futuro campeón mundial Italia.

Para llegar a la Eurocopa-2008, también tuvo que trabajar mucho e incluso necesitó de la suerte de un triunfo sorpresa de Croacia en Wembley ante Inglaterra que le abrió la llave a la clasificación a Austria y Suiza. A sus 61 años, Hiddink seguía gozando de la suerte que lo acompañó casi siempre en su carrera.

"No esperamos partidos fáciles en el campeonato, pero haremos todo lo que podamos y creemos en poder dar algunas sorpresas allá", afirmó el holandés.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios