La Feria del calor, el pavo y el poquísimo polvo

Comentarios 2

La Feria de Abril de Sevilla enfila el fin de semana después de cuatro días de fiesta que se han desarrollado "con calor, colorido y poquísimo polvo" gracias al cloruro sódico esparcido en el albero, como ha destacado el delegado de Seguridad y Movilidad, Demetrio Cabello. Tras el ecuador de esta "feria modélica", los distintos servicios municipales han detectado mayor consumo, sobre todo de refrescos por el calor, menos botellonas en el recinto y más presencia de caballos y de carruajes (571, un 32% más que el año pasado) tras eliminarse la limitación de matrículas pares o impares.

Sin embargo, no todos los caballistas respetan las normas, y una vez que a partir de las 20:00 son desalojados del real, un centenar de ellos se han ido a beber al Parque de María Luisa, lo que está prohibido, e incluso un cochero que iba bebido fue sorprendido cuando iba en sentido contrario por la ronda de circunvalación SE-30.

Otro incidente resaltado por el delegado ocurrió en una caseta de la calle Curro Romero, donde un hombre sufrió una descarga eléctrica y fue trasladado a un hospital. No murió gracias a la correcta instalación eléctrica.

Además, el Ayuntamiento ha avisado de que la próxima madrugada llega a Sevilla el buque de pasajeros Azamara con 550 cruceristas, lo que provocará el corte al tráfico y para personas del puente de las Delicias entre las 4:45 y las 5:45 así como itinerarios alternativos para el transporte público. Respecto a los datos habituales que ofrecen los servicios municipales, el delegado ha destacado los 827.000 kilos de residuos retirados, un 5% más que el jueves del año anterior, 116.000 viajeros transportados en autobuses públicos (un 7% menos) y 121.000 en Metro (un 4% menos).

Los servicios sanitarios atendieron 38 lipotimias frente a las 62 del día anterior gracias a una leve bajada de temperatura, lo que también ocurrirá en los próximos días, y otros 41 atendidos por exceso de consumo de alcohol.

De las 144 llamadas que recibió el 112, la mayoría fueron por el calor; la Policía intervino en 46 peleas sin heridos graves y la Guardia Civil practicó 1.770 controles de alcoholemia, de los que 47 dieron positivos, una cifra bastante "normal" en Feria, según el capitán jefe de Tráfico de Sevilla, Rafael Jiménez.

Por su parte, la Policía Nacional detuvo a siete personas por distintos motivos y la Local a dos mujeres que fueron sorprendidas hasta en tres ocasiones robando bebidas de las casetas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios