balance

La Feria se mantiene

  • El jueves fue una jornada tranquila con menos desplazamientos en Tussam y más basura recogida

El delegado de Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, hace balance en la caseta municipal. El delegado de Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, hace balance en la caseta municipal.

El delegado de Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, hace balance en la caseta municipal. / M. G.

El jueves de la edición 2018 de la Feria de Abril de Sevilla se saldó con una "tranquila" afluencia de personas al recinto ferial,-- extremo reflejado en menos viajeros en los transportes colectivos pero más de basura recogida respecto al mismo día del año pasado y más carruajes--, 27 intoxicaciones etílicas, 43 conductores sorprendidos al volante con una tasa de alcohol superior a la permitida, un detenido y un caballo retirado al presentar síntomas de agotamiento.

El concejal de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento hispalense, Juan Carlos Cabrera, ha protagonizado este viernes una rueda de prensa destinada a evaluar el transcurso del jueves de la edición 2018 de la Feria de Abril, que este año se celebra de nuevo con el formato ampliado de sábado a sábado.

Cabrera, al respecto, ha manifestado que el jueves fue una jornada "tranquila" en lo que a la afluencia de público se refiere, con una afluencia de personas "significativamente igual" a la del jueves de la Feria de 2017. Al respecto, y según los datos expuestos por el concejal, las líneas de autobús de la sociedad Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam) con destino al recinto ferial y su área de influencia contabilizaron 171.359 pasajeros frente a los 180.933 del jueves de la Feria de 2017, lo que supondría cerca de un cinco por ciento menos de usuarios, mientras el metro registró 122.463 viajeros frente a los 125.065 viajeros del jueves de 2017, lo que implica una caída del dos por ciento.

La red de aparcamientos públicos habilitada específicamente para el recinto ferial, en paralelo, habría acogido a más de 32.500 vehículos, mientras el dispositivo especial de limpieza movilizado para el Real de la Feria y sus aledaños recogió 261.730 kilos de basura, frente a los 233.460 kilogramos de residuos retirados el jueves de Feria de 2017, con lo que la basura recogida crece un 12 por ciento. 

Carruajes

En cuanto al número de carruajes llegados este pasado jueves al recinto ferial, creció un 1,74 por ciento respecto al mismo día de 2017 y llegó hasta los 818. La tendencia "ascendente" del número de carruajes que llegan hasta la Feria, según Cabrera, está motivando que el Ayuntamiento comience a sopesar la posibilidad de volver a organizar la entrada de estos vehículos de tracción animal, para que su acceso al recinto ferial se subordine cada día al carácter par o impar del último número de su matrícula. No obstante, ha precisado que dicha medida no será previsiblemente aplicada el año que viene.

Ya en materia de incidencias, fueron contabilizadas 269 asistencias sanitarias frente a las 322 del jueves de 2017, entre las que figuran 27 intoxicaciones etílicas, ocho más que en el jueves de Feria del año pasado.

Además, la Guardia Civil y la Policía Local realizaron 1.418 controles de alcoholemia, 43 de ellos con resultado positivo, una cifra parecida a la del año pasado. También en materia de incidencias, figura una detención a manos de la Policía Nacional y actuaciones de los agentes ante diferentes riñas saldadas sin grandes consecuencias y el decomiso de armas.

Entre las actuaciones de la Policía Local figura además la retirada de un caballo que presentaba síntomas de "cansancio", toda vez que el primer día de la Feria se saldó con la muerte de un caballo víctima de un cólico y cuyo propietario no habría alimentado ni hidratado durante la jornada. Al respecto, Juan Carlos Cabrera ha defendido que las autoridades están siendo "rigurosas y exhaustivas" en lo que concierne al control de los equinos y sus jinetes. 

Venta ilegal de alcohol

Igualmente, el concejal ha dado cuenta de que la Policía Local realizó este pasado jueves de la Feria de Abril 40 actuaciones contra la práctica del botellón en el recinto ferial o sus aledaños e interceptó a unos 30 vehículos relacionados con las redes o "clanes" que aprovechan la Feria para vender ilegalmente alcohol no supervisado en improvisados tenderetes o "mesitas".

En ese sentido, el concejal ha recordado el reciente desmantelamiento de toda una red destinada a dicha actividad, defendiendo que la Policía Local mantiene una presencia "permanente" en la calle Costillares y la zona de atracciones para impedir la venta ilegal de alcohol. El dispositivo policial, según ha asegurado, está siendo "muy efectivo" en esta materia.

Finalmente, el concejal ha dado cuenta de la retirada de 16 veladores instalados sin la correspondiente autorización o más allá de la licencia otorgada, en bares de los aledaños del recinto ferial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios