Sábado

La Feria con dos fines de semana convence a los hoteleros y los bares

  • El primer balance arroja menos ventas en la hostelería: entre un 5% y un 10%.El número de turistas alojados sería mayor que en 2015.

Comentarios 5

LA Feria de Abril que hoy se acaba puede que haya sido la última de seis días. El gobierno municipal realizará una consulta popular para que sean los sevillanos los que decidan si quieren que la Feria se quede como está, es decir, de martes a domingo; o si se adelanta el alumbrado a las doce de la noche del sábado al domingo, como es la apuesta del alcalde, Juan Espadas, para que la Feria sume un día más, terminando el sábado siguiente. Así, abarcaría dos fines de semana. Enterrado el debate sobre el traslado del real para ampliar el número de casetas, ahora se discute sobre la fecha de una celebración que ha tenido un deslucido final por el desapacible día vivido ayer. Los más beneficiados si se adelanta el inicio serán los bares y los hoteles, como ellos mismos reconocen. Otra cosa será que el sevillano, que es quien sostiene una Feria que no es equiparable a ninguna otra por ser la mayoría de las casetas privadas, pueda hacer frente a esta ampliación.

Hay varias cuestiones que llevan a plantear este posible baile de días en las próximas ediciones de la Feria de Abril. Por un lado, el Ayuntamiento quiere hacer más partícipes de la fiesta a los turistas. Por ello, el alcalde ya ha planteado que se podrían abrir algunas casetas -entiéndase las de los clubes sociales, peñas, etcétera- para que puedan disfrutar de ellas en las horas en las que los sevillanos todavía no pisan el Real. Un adelanto serviría también para convertir en Feria una víspera que ya han hecho suya los sevillanos. Y ya es sabido que en esta ciudad el preámbulo de cualquier celebración se vive casi con la misma intensidad. Así se acabaría con la preferia, aunque también se correría el riesgo de que ésta se adelantara. Por último, es evidente el beneficio económico que para la ciudad supondría aumentar el número de jornadas de Feria. A más días, más impacto económico. Al menos eso dice la teoría.

Que la Feria ocupe dos fines de semana beneficia principalmente a hoteleros y hosteleros. El gerente de la Asociación de Hoteles de Sevilla y Provincia, Santiago Padilla, afirma que el debate planteado no es nuevo y se muestra receptivo con la idea del alcalde: "Nosotros vemos esta posibilidad con interés y además no se modifica lo que ya está sucediendo". La preferia ha tomado un auge importante durante los últimos años y el sevillano, al menos una mayoría, muestra poco interés en ir a la Feria durante el fin de semana, por lo que los hoteleros creen que el adelanto sería satisfactorio. "El hecho de oficializar o incluir el primer fin de semana en la programación de la Feria a nosotros nos da fuerza a la hora de defender los precios, por ejemplo". Padilla considera que sería algo beneficioso para toda la ciudad: "Lo vemos con buenos ojos".

A falta todavía de cifras definitivas sobre la ocupación de los hoteles, Santiago Padilla augura que ha sido una buena Feria para el sector: "Las previsiones eran muy buenas y todo hace indicar que se va a mejorar lo obtenido el año pasado, que también fue bueno, superándose lo de 2104. En cualquier caso, habrá que evaluar el efecto de la lluvia".

En los mismo términos se expresa Pedro Sánchez Cuerda, presidente de la Asociación de Hostelería. Para ellos, también sería bueno una ampliación de la Feria para abarcar dos fines de semana: "Vemos positiva la ampliación. Así se puede atraer al turismo nacional que permita mejorar las ventas no sólo en los negocios de la Feria, sino también en el casco antiguo. Yo creo que puede ser beneficioso". En cuanto a las cifras de negocio de este año, Sánchez Cuerda prevé que se cierren entre un 5% y un 10% por debajo del año pasado, como también ocurrió en Semana Santa. La lluvia es una mala aliada de las fiestas de la ciudad. El mejor día para los hosteleros fue el miércoles, festivo en Sevilla, además del jueves y el viernes. En el lado opuesto hay que destacar el martes y, muy posiblemente, el fin de fiesta, que no suele ser muy boyante, como sí ocurría hace varios lustros.

No todas las voces están a favor de la ampliación. El presidente de la Asociación Empresarial de Agencias de Viajes de Sevilla, José Miguel Nicolás, estima que los que mantienen la Feria son los sevillanos y que la nueva configuración sería perjudicial para ellos: "La Feria de Abril es peculiar. Es para la gente de Sevilla. El turista que viene, con la imagen que se lleva de la luz, de la animación, el colorido... ya se va satisfecho. Yo no lo veo tan claro. No porque vengan más turistas se va a mantener la Feria. Esta medida habría que consensuarla bien con todo el mundo. El sector turístico es muy grande y no basta con preguntar solo a hoteleros y hosteleros".

La apuesta de Espadas ya ha sido acogida satisfactoriamente por otros partidos, como Ciudadanos y Participa Sevilla, que consideran que así se adaptaría a la realidad actual. Primero se hará la consulta a los grupos municipales y luego serán los sevillanos los que se tendrán que pronunciar en este sentido. El año que viene, si se aprueba el cambio, la Feria se iniciaría en la noche del sábado 29 y contaría con un puente en su inicio, ya que el lunes de farolillos es 1 de mayo. Además habría que sumar el martes día 2, que es festivo en la Comunidad de Madrid, por lo que la afluencia podría ser masiva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios