Turismo de lujo en la feria

Fortunas sobre la dársena

  • Siete yates de lujo atracan estos días en el Muelle de las Delicias.

Una mujer, vestida de flamenca, atraviesa el puente de Los Remedios. Al fondo, los siete yates atracados esta semana en el Muelle de las Delicias. Una mujer, vestida de flamenca, atraviesa el puente de Los Remedios. Al fondo, los siete yates atracados esta semana en el Muelle de las Delicias.

Una mujer, vestida de flamenca, atraviesa el puente de Los Remedios. Al fondo, los siete yates atracados esta semana en el Muelle de las Delicias. / m. j. lópez

A pocos les han pasado desapercibidos. Los yates atracados en el Muelle de las Delicias se atisban desde el puente de Los Remedios, el más cercano a la Feria. A muchos sevillanos que lo han transitado estos días les ha llamado la atención el elevado número de estas embarcaciones privadas. Se trata de un tipo de turismo que acude a la capital andaluza durante la semana de farolillos y cuyo nivel de gasto es uno de los más elevados que se registra a lo largo del año. Visitas privadas, fiestas a bordo, coches de caballos y hasta diseñadores de trajes de flamenca. Servicios exclusivos para un visitante dispuesto a dejarse un buen dinero. Y lo mejor, con ganas de repetir.

Ocho yates han atracado esta semana en Sevilla. Siete de ellos se encuentran en el Muelle de las Delicias y uno en el de Tablada, según datos del Puerto. Fuentes de la Autoridad Portuaria explican que la alta demanda registrada ha hecho imposible que en el Muelle de las Delicias quede más espacio para atracar estos días.

Junto al puente de Los Remedios, cuando se va para la Feria, se puede ver esta semana dos yates de las Islas Caimán, el yate Were Dreams, de 53 metros de eslora, y el Lady Marina, cuya eslora es de 63 metros. Idéntica longitud al yate Kohala, de San Vicente. Similar en tamaño (60 metros) es el yate Tacunayaso, de Gran Bretaña. También se encuentran atracados los yates Baboo (de Jamaica y con 31 metros de eslora), Santa María y Bandido, ambos de bandera portugesa y con un tamaño de 31 y 28 metros, respectivamente. A ellos se une el crucero Belle de Cádix, un habitual por estos lares.

De todas estas embarcaciones llaman poderosamente la atención dos: Kohala y Lady Marina. El primero pertenece a Khaled bin Ahmed Al Juffali, miembro de una de las familias más ricas de Arabia Saudí. Son los propietarios del grupo Al Juffali, fundado por el jeque Ahmed bin Abdullah Al-Juffali y sus hermanos Ebrahim y Ali Al Juffali. Son activos en muchos sectores empresariales, como el automovilístico (el grupo es distribuidor exclusivo de los vehículos Mercedes-Benz en Arabia Saudí), productos químicos, aire acondicionado, seguros y tecnología. La compañía tiene más de 7.000 empleados a su cargo.

El segundo yate que llama la atención por sus dimensiones, el Lady Marina, pertenece al millonario suizo Sergio Mantegazza, uno de los magnates europeos más importantes y suegro de la modelo Marina Danko, ex mujer del torero Sebastián Palomo Linares, recientemente fallecido. Fabio Mantegazza, heredero de esta inmensa fortuna, y la diseñadora de joyas se conocieron, precisamente, hace dos años en la Feria de Abril.

El yate está valorado en 50 millones de euros. Cuenta con helipuerto y seis camarotes. En él pueden hospedarse 12 invitados. Posee un servicio compuesto por más de una veintena de empleados. Durante estos días, el magnate suizo ha celebrado varias fiestas a bordo del Lady Marina, a las que ha acudido un selecto grupo de sevillanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios