balance del jueves

Los agentes requisan 20 puestos de alcohol y disuelven una 'botellona'

  • La Policía Nacional levanta 41 actas por posesión de estupefacientes

  • Millán reclama "medidas urgentes" contra la venta ilegal

El jueves de la Feria de Abril se saldó con el requisamiento de 20 puestos de venta ilegal de alcohol, 41 actas por posesión de estupefacientes, 43 conductores sorprendidos superando la tasa máxima de alcohol permitida al volante, 19 intoxicaciones etílicas y la disolución de botellonas que se celebraban o comenzaban a celebrarse en la calle Costillares o la avenida de Juan Pablo II.

El concejal de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, y el director del Centro de Coordinación Operativa (Cecop) del Consistorio, Rafael Pérez, dieron cuenta de las principales cifras. Los servicios sanitarios contabilizaron 322 incidencias y asistencias de carácter médico, figurando entre ellas 19 intoxicaciones etílicas y siendo registrada la evacuación de cinco personas hasta los centros hospitalarios, por diferentes patologías o dolencias.

En materia policial, el Cuerpo Nacional de Policía levantó 41 actas por personas en posesión de sustancias estupefacientes, consumando el arresto de cinco personas, tres de ellas por delitos comunes y dos por pesar en su contra órdenes requisitorias de los juzgados. Igualmente, fueron levantadas tres actas por tenencia de armas. La Guardia Civil, de su lado, realizó 1.944 controles de alcoholemia, 43 de los cuales arrojaron resultado positivo, además de seis pruebas de drogas a conductores, con dos resultados positivos.

La Policía Local intervino 137 cajetillas de tabaco de contrabando y realizó 55 intervenciones en materia de venta ambulante, siendo requisadas 20 mesas desde las que se comercializaba en plena calle del recinto ferial bebidas alcohólicas de todo tipo. Con relación a ello, la Unidad de Intervención de la Policía Nacional y la Policía Local disolvieron un botellón que se celebraba por la noche en la calle Costillares, toda vez que también habría sido abortado un "conato" en la calle Juan Pablo II. "Estamos actuando contra el botellón", enfatizó Cabrera, reconociendo que se trata de un "problema" que afecta directamente a la "estética" de la Feria de Abril.

Javier Millán, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento, solicitó dirimir responsabilidades y "tomar medidas urgentes" al concejal y al propio alcalde ante "la venta ilegal de alcohol en la Feria", algo que tiene el agravante de producirse "por segundo año consecutivo". El portavoz de la formación naranja alertó del "grave riesgo para la salud, especialmente de los menores, que supone la venta indiscriminada y descontrolada de alcohol en distintas zonas del recinto ferial", destacando que "no es algo nuevo de esta Feria". Así, frente a las actuaciones y decomisos esgrimidos por los socialistas respecto a esta práctica, Millán critica que "el gobierno socialista tampoco haya hecho lo necesario".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios