Preferia

Una primavera con tres alcaldes

  • El arranque en 14 de abril evoca la Semana Santa del 31 monárquica y la Feria republicana

  • Susana Díaz fue de la caseta del CSIF al festival de cine de Málaga

Susana Díaz y los titulares de Cultura, Educación y Hacienda, con José Luis Heredia y otros miembros del CSIF. Susana Díaz y los titulares de Cultura, Educación y Hacienda, con José Luis Heredia y otros miembros del CSIF.

Susana Díaz y los titulares de Cultura, Educación y Hacienda, con José Luis Heredia y otros miembros del CSIF.

Habrá que encargar gabardinas de volantes y chubasqueros con lunares. El cambio de modelo de la Feria obligó al CSIF (Central Sindical Independiente y de Funcionarios) a cambiar la recepción que tradicionalmente daba el lunes de Feria por el viernes, vísperas de las vísperas de antes y de la parte contratante.

Medio Gobierno andaluz acudió a la cita en la calle Costillares, el paraíso de la hospitalidad junto a la Calle del Infierno. José Luis Heredia, presidente del CSIF en Andalucía, con un apoyo por encima de los cincuenta mil afiliados, celebraba que por primera vez hacía acto de presencia Susana Díaz. A la presidenta de la Junta la acompañaban las consejeras de Hacienda, María Jesús Montero; de Educación, Sonia Gaya; de Sanidad, Marina Álvarez; y el consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez. Más que la caseta del CSIF, parecía la del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas, que no debe tener caseta), porque Díaz y Vázquez, Vázquez y Díaz, apellidos de pintor de Nerva, dejaban el real de la Feria para viajar a Málaga a la inauguración del festival de cine, que se abría con la película de Mateo Gil Las leyes dela termodinámica. Con el triángulo que en la Feria forman la lluvia, el viento y el frío, las leyes son las de la dinámica del termo.

Una Feria de película. El cronista trasladó a la presidenta de la Junta los resultados de su inmersión en la hemeroteca. Hoy es 14 de abril, una fecha como otra cualquiera de no haber sido por el 14 de abril de 1931. Ese año, el mes de abril empezó en Miércoles Santo. Como casi nueve décadas después, el buen tiempo de la Semana Santa empezó a empeorarse cuando llegó la Feria. De forma excepcional, hubo tres semanas entre Semana Santa y Feria, porque la primera de esas fiestas primaverales la celebró la ciudad siendo el país monárquico y la segunda republicano. La Feria de 1931 se celebró entre el 22 y el 26 de abril. Empezó diez días después de las elecciones municipales y ocho de la proclamación de la República.

Consumatum est. El titular de El Liberal hacía referencia a la brillantez del Viernes Santo de aquel año. Aquella primavera, Sevilla tuvo tres alcaldes. La Semana Santa le tocó al conde de Halcón, "los industriales también han hecho un gran negocio y ahora es preciso el dedicarnos a que la Feria resulte como la Semana Santa", diría en su valoración; Rodrigo Fernández y García de la Villa fue el alcalde de la primera Feria republicana, en la que las mulillas lucieron banderitas republicanas en la primera corrida de la temporada -Lalanda, Cagancho, Manolo Bienvenida- y quitaron la corona del palco regio de la Maestranza. Entre ambos, hubo un alcalde en funciones, Hermenegildo Casas, al que le dio tiempo mediante un bando a ofrecer los pastos y abrevaderos de la Dehesa de Tablada "a todos los dueños de ganado que concurran a la Feria".

El día de las elecciones, 12 de abril de 1931, el Betis goleó a la Real Sociedad y Carnicerito de México, Chiquito de la Audiencia y Fuentes Bejarano hicieron el paseíllo en la corrida de novillos. Sevilla se acostó monárquica en Semana Santa y se levantó republicana en la Feria. Esos días actuaron en la ciudad la Niña de los Peines y Arturo Rubinstein.

Los nuevos ministros tenían más empaque que los viejos toreros: Prieto, Azaña, Largo Caballero, Fernando de los Ríos. Como ahora, todo el mundo venía a Sevilla a vivir la Feria: el maharajá de Indore, los hermanos Álvarez Quintero o Miguel Cabanellas, nombrado por la República capitán general de la II Región Militar y que cinco años después sería uno de los cabecillas del levantamiento. Los nombres de las casetas no se diferenciaban mucho de los actuales, que pueden llamarse Los Náufragos o Los Flotantes. La caseta del Water-Gate entregó el título de "Fariseo mayor de la ciudad" y en la de la Amistad sólo se podían bailar sevillanas, "no permitiéndose el foxtrot y otros bailables más o menos negros". Los dulzaineros de Aranda de Duero actuaban en la caseta de la casa de Castilla la Vieja y León y en la de Extremadura anunciaban la inauguración del monumento a Zurbarán.

El rey Alfonso XIII, que acababa de regresar de Londres, tuvo que exiliarse a París, después de viajar en barco de Cartagena a Marsella. Su hijo, el infante don Juan, estaba en la Escuela Naval de San Fernando. Se estrenaba en el Llorens Luces de la ciudad, de Chaplin. La Compañía Sevillana de Electricidad ofrecía sus servicios de instalación eléctrica: diez pesetas cada lámpara de 50 bujías para el alumbrado de la Feria. En las municipales había ganado la coalición antimonárquica y Don Criterio, el crítico taurino, se dejaba llevar por el ambiente: "¡Cuándo triunfará la coalición taurina!".

Junto a la portada de Feria de César Ramírez, nombre imperial en la Nova Roma, está la Avenida Adolfo Suárez, que llevó el timón de otro cambio no menos espectacular, el de transformar desde sus entrañas una dictadura en una democracia. Merecía ser presidente de honor de la caseta Er 77. El miércoles de Feria de 2018 es fiesta local y el miércoles 15 de abril de 1931 fue fiesta nacional para conmemorar la proclamación de la República. Aquella primavera del 31 la Universidad de Sevilla cambió de rector. Terminó el mandato de Ramón Carande y empezó el de Miguel Royo.

Susana Díaz se iba al festival de Málaga y en su pueblo empezaba el rodaje de la Feria. Sevilla en fiestas, se titula el cuadro de Gustavo Bacarisas que preside la caseta del CSIF. Otro pintor, Curro Casillas, ha recreado la fuente de Mercurio del Alcázar en la caseta de la Ser, que ayer inspeccionaban Antonio Yélamo, Diego Suárez y Salomón Hachuel. El triunvirato de González Abreu saludaba en el real a Juan Carlos Cabrera. El delegado de Fiestas Mayores iba a la caseta de Tussam con Antonio Gómez y anunciaba otro retraso en la colocación de los farolillos. "Soy el hermano mayor del Cachorro de la Feria con la lluvia y los farolillos".

En la caseta del CSIF, Susana Díaz saluda a Antonio Sanz, delegado del Gobierno, acompañado de su segundo Ricardo Gil-Toresano. Pleno institucional de Ciudadanos: los concejales Javier Millán y Francisco Moraga, la diputada autonómica Mayte Escrivá y la diputada nacional Virginia Salmerón, tataranieta de uno de los cuatro presidentes de la Primera República, uno más que los alcaldes que tuvo Sevilla cuando se proclamó la Segunda. La que acabó con el reinado de Alfonso XIII. El noveno rey que caía desde 1914 junto al zar de Rusia, dos reyes de Grecia, los emperadores de Austria y Alemania, los reyes de Bulgaria y Montenegro y el sultán de Turquía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios