"Uno siente impotencia. Lo poco que tenía el toro lo he aprovechado"

  • Castella se va de vacío y resignado tras su doble compromiso en el coso del Baratillo

Paso en blanco de Sebastián Castella. El torero francés no escondió anoche su resignación por irse de vacío de su doble comparecencia en el abono abrileño. Si el mano a mano frente a López Simón le dejó sin triunfos, la decimotercera tarde de la Maestranza no fue diferente. Del primer toro de su lote, el diestro apuntaba las pocas posibilidades del animal: "Se ha movido por estar bien preparado pero en cuanto le he obligado a hacer las cosas bien, era todo mentira, con la cara alta y arrollando. Lo he picado poco y lo he intentado torear lo mejor posible". La frustración fue in crescendo con el segundo oponente. "Uno siente impotencia. Era un toro con clase pero sin poder. Lo poco que tenía lo he aprovechado. Cerró la persiana pronto. Creía que iba a aguantar pero se ha rajado", indicaba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios