Feria de Abril

Y de nuevo... un descampado

  • El real de la Feria comienza a quedarse sin casetas, sin alumbrado y sin atracciones

  • Nada quedará de la belleza efímera del real

La Feria comienza a convertirse de nuevo en un inmenso descampado. El domingo arrancó el proceso de desmontaje de cientos de casetas y elementos que han brillado durante una semana. La portada aún sigue intacta, pero su desarme también llegará para dejar paso a la siguiente, que puede celebrarse íntegramente en mayo por la tardía Semana Santa de 2019.

El albero, convertido en un amasijo de miles de pisadas mojado por las últimas lluvias, da buena cuenta del festín pasado. Farolillos rotos o restos de basura se mezclan con furgonetas y camiones en los que cabe una caseta. Las sevillanas han dejado paso a los éxitos de discoteca que amenizan las jornada de trabajo de los obreros. 

La avenida Flota de Indias también recupera su cotidianidad. Los vendedores ambulantes van abanonando sus aceras. Los peluches sobrantes vuelven a sus cajas hasta la próxima parada. "Nos quedan unos meses por Andalucía de mucho trabajo", revela un comerciante alicantino frente a la calle Espartero. La de Sevilla, segunda del calendario tras la de Mairena del Alcor, tan sólo es el inicio de una temporada de ferias que enlaza la primavera con el otoño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios