Barcelona a golpe de tacón

  • La bailaora Karime Amaya protagoniza el documental de Eva Vila 'Bajarí', proyectada ayer en la Sección Oficial

La bailaora Karime Amaya no deja de conseguir éxitos. Triunfa junto a Farruquito en escenarios de medio mundo, llenó en Madrid varios días seguidos junto a Joaquín Cortés. Y, entre otros galardones, ha recibido recientemente el Premio Revelación en el importante Festival de Jerez. A sus 28 años es una de las realidades con más futuro del flamenco. Sin embargo, hace apenas tres, en 2010, esta joven acababa de llegar de México y actuaba en un tablao para turistas, hasta que una llamada para participar en un espectáculo en Barcelona le cambiaría la vida poco tiempo después.

Con ese apellido mágico para el flamenco, el destino de Karime le tenía preparado alcanzar mayores cotas. Y Eva Vila tuvo el acierto -y la suerte, porque el cine que se acerca a la realidad nunca es una certeza- de filmar esa transformación en una bailaora con una gigante fuerza vital y plasmarlo en Bajarí -Barcelona en lengua caló-, cinta que ayer cerró la jornada de la Sección Oficial de Documentales en el Teatro Echegaray.

Los ensayos del proceso de creación de ese nuevo espectáculo sirven para, por un lado, conocer los taconeos y el increíble movimiento casi hipnótico de los pies de Karime; y, por otro, cómo ella empieza a acercarse a las raíces de su familia, a mostrar el espíritu Amaya junto a su propia madre, que le acompaña también en el espectáculo. "La película se acerca a la transmisión del flamenco de generación en generación. Y, también, a cómo la herencia de Carmen Amaya, la catalana más universal, se traduce en el presente de la ciudad de Barcelona". Algo que no sólo conocemos a travies de Karime, sino también del pequeño Juanito, un niño de cinco años cuyo sueño son unos botines rojos de bailaor de verdad, "como los de Farruquito" y "que queda fascinado al ver a Carmen Amaya en el cine". Una visión también sobre la Barcelona menos conocida, la flamenca, que Vila asegura que muy pocos conocen. Es el momento de descubrir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios