'Cenizas' se inspira en el caso del fraude de las funerarias de Málaga

  • La sección Ventana TV presentó ayer el telefilme dirigido por Llorenç Castañer, coguionista de la historia junto Antonio Cardiel

Año 2002. Un hombre, de 41 años y vecino de la capital, fue detenido cuando agentes del Instituto Armado, que realizaban un control aleatorio en la carretera entre Málaga y Campillos, descubrieron en el maletero de su vehículo cuatro bolsas de plástico con restos de varios cadáveres. En el posterior registro efectuado por los agentes en el domicilio del hombre, se encontraron los restos de otros 20 cadáveres. Los cuerpos estaban enterrados en bolsas de plástico en el patio de la casa. Se relacionó el caso, al ser un antiguo empleado de la funeraria Funesur, con el fraude de la presunta cremación ilegal de más de 3.000 cadáveres.

La impactante noticia, de la que ya han pasado 11 años, supone el punto de partida de Cenizas, un telefilme que ayer se presentó en la sección Ventana TV del Festival de Málaga y que ha sido dirigido por Llorenç Castañer. "La noticia se movía entre lo absurdo y el horror", comentó ayer Llorenç, por lo que para convertirla en película explicó que se dio una especie de giro hacia el humor negro, realizando una "comedia negra". El también coguionista de Cenizas aseguró haber quedado tan impresionado con el titular de la noticia, que evitaron incluso profundizar con una extensa documentación sobre el hecho, para llevarlo de esta forma a su terreno y hacer una historia de ficción.

Dos tramas paralelas conviven en Cenizas haciendo que el horror se mezcle con la intimidad de sus personajes, uno "con una ausencia total de moral" y el segundo, que entra en la acción y se ve involucrado en ella de manera involuntaria, explicaron ayer los dos guionistas, Llorenç Castañer y Antonio Cardiel.

A la hora de desarrollar la idea, explicaron que se han tenido que adaptar a los tiempos de la televisión, aunque en determinadas escenas la trama pedía unas pausas más largas, las propias de un largometraje de cine. Aún así, tanto Castañer como Cardiel están encantados por haber podido desarrollar la idea y emocionados porque al menos ayer visualizaron su creación en pantalla grande.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios