Isabel Coixet abre el camino a un diagnóstico

  • 'Ayer no termina nunca' inaugura hoy la Sección Oficial de una edición que aspira a convertirse en 'foto fija' de la industria, con sus fuerzas y debilidades.

El Festival de Cine Español de Málaga inaugura hoy su decimosexta edición con sus señas de identidad intactas pero algunas novedades interesantes. La primera de ellas es la que atañe al organigrama, con un nuevo director, Juan Antonio Vigar, llegado al cargo el pasado mes de diciembre pero dispuesto ya a señalar un rumbo propio. El mismo Vigar señaló ayer como objetivo primordial de esta convocatoria el hacer del certamen una "foto fija de todo lo que ocurre actualmente en el cine español". Y tal vez por ello asistimos a una programación singularmente ecléctica, donde se citan juventud y veteranía en igualdad de condiciones y de la que pueden esperarse resultados tan dispares como, Dios mediante, sorprendentes.

Resulta significativo que la encargada de abrir la Sección Oficial a concurso hoy sea Isabel Coixet, realizadora de proyección internacional donde las haya, con Ayer no termina nunca, presentada en febrero en la Berlinale y protagonizada por Javier Cámara y Candela Peña. Sin salir de la Sección Oficial, la remesa incluye a otros directores de talla notoria como Daniel Calparsoro (Combustión, protagonizada por Álex González y Adriana Ugarte) y Gracia Querejeta (15 años y un día, protagonizada por Tito Valverde y Maribel Verdú). Mariano Barroso presentará fuera de concurso Todas las mujeres, protagonizada por Eduard Fernández y Michelle Jenner. Y, por primera vez, concurrirá un filme anónimo en cuanto a dirección: La mula, la adaptación de la novela de Juan Eslava Galán que comenzó a dirigir Michael Radford y que tras la deserción de éste concluyeron los productores (y en cuyo reparto figuran Mario Casas y María Valverde). Otros directores con menos renombre como Jesús Monllaón (Hijo de Caín, con José Coronado), Alejandro Marzoa (Somos gente honrada, con Paco Tous y Miguel de Lira) y Rodrigo Sorogoyen (Stockholm, producida gracias al micromecenazgo y protagonizada por Javier Pereira y Aurora Garrido) aspiran también a la Biznaga de Oro.

El número de películas enviadas para su consideración a concurso también es notable: 107 largometrajes de producción española, 173 de producción latinoamericana (en total se han seleccionado 41 largometrajes para todas las secciones, incluidas Zonazine y Territorio Latinoamericano), 395 documentales, 778 cortometrajes y un centenar de piezas de videocreación. Dada la avalancha, sintomática de que, efectivamente, el Festival de Málaga cuenta cada vez más para quienes se dedican al cine en España, el certamen estrena en esta edición la sección Málaga Premiére, un ciclo de seis películas como complemento de la Sección Oficial. Por lo demás, el festival prolonga sus propuestas habituales a través de secciones como Zonazine, Territorio Latinoamericano, Animazine y Videocreación, y homenajes como la Retrospectiva dedicada a Álex de la Iglesia. Mucho cine, en fin, para celebrar y llegar a algunas conclusiones. Que falta hace.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios