Del activismo a la Alcaldía

  • 'Alcaldesa', de Pau Faus, acompaña a Ada Colau en todo el proceso de las elecciones municipales de 2015. Hoy se presenta en el Teatro Echegaray.

Llaman a la puerta. Pero a martillazos. Cuando se abre aparece la sombra de un antidisturbios y, desde la cocina, alguien responde con un buenos días que tiene mucho de resignación, pero también de dignidad. La escena sirve para hablar sobre las personas desahuciadas y el admirable trabajo de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). Y, también, para reconocer una cara ahora familiar que no lo era tanto hace un par de años. La de Ada Colau, que es precisamente la protagonista de la película Alcaldesa, que se presenta a las 19:30 en el Teatro Echegaray dentro de la Sección Oficial de documentales.

A lo largo de los nueve meses previos a las elecciones municipales de 2015, las cámaras del director Pau Faus (que ya pasó por el festival el año pasado con Sí se puede. Siete días en PAH Barcelona) acompañan a Colau y su equipo. Un periodo que va desde la propia creación de Guanyem Barcelona hasta la noche electoral, y que nos permite conocer por dentro todo el trabajo realizado y la evolución de un movimiento que partió de la calle para acabar en la Alcaldía de Barcelona.

La propia Ada Colau se va dando cuenta de las diferencias de ser activista a candidata a la alcaldía en un denominado videodiario en el que habla a las cámaras cada día. Entrevistas que permiten ir conociendo su pensamiento más personal más allá de sesiones de maquillaje, mítines o apariciones públicas. Porque en Alcaldesa aparece todo eso que no vemos de un partido político: desde la decisión del diseño de la propaganda electoral hasta la importancia de la imagen de la candidata o su lenguaje.

Por el camino nos vamos encontrando con todos los obstáculos que estos movimientos de izquierdas han tenido desde sus comienzos. Dos momentos son muy descriptivos: cuando Francisco Marhuenda habla de la imposibilidad de que esa "izquierda radical" gobierne Barcelona y todas las consecuencias negativas que eso tendrá en la ciudad o cuando el candidato del Partido Popular a la alcaldía de Barcelona, Alberto Fernández, no para de insistir en el tono "totalitarista" de Colau en un debate que tanto, asegura, le recuerda a Venezuela o Cuba. Y lo dice con cierto titubeo, como sabiendo que lo que cuenta viene en un guión, como pareciendo que ni él se cree lo que dice.

Alcaldesa es una película interesante y necesaria. A veces, incluso, muy emocionante. Y que documenta la realidad, lo que está pasando, algo que en ocasiones se echaba en falta en la Sección Oficial de documentales del Festival de Málaga. El final ya se conoce: Ada Colau acaba ganando las elecciones. Y un plano final sirve para cerrar el círculo de la película: mientras la ya alcaldesa está reunida en uno de los despachos municipales, una puerta se cierra y, en ella, un folio colgado con una frase escrita: "No olvidemos nunca quienes somos y por qué estamos aquí". Lo que pasa detrás de esa puerta, quizás, sea ya material para otro documental.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios