De la memoria al reproche: que empiece la fiesta

  • La gala de apertura rindió homenaje a los artistas fallecidos en el último año y lanzó un recado a Wert.

El cine español abrió anoche el escaparate anual que supone el Festival de Málaga, cuya decimosexta edición comenzó con una gala inaugural que tuvo uno de sus momentos más emotivos en el recuerdo a los muchos y destacados artistas que han desaparecido durante el último año. Juntos conformaron un equipo técnico y artístico de lujo, y el certamen malagueño quiso homenajearlos con un vídeo en el que el actor José Sacristán recitó versos de José Hierro. Aurora Bautista, Tony Leblanc, Fernando Guillén, Sancho Gracia, Jesús Franco, Fernando García Rimada, Mariví Bilbao, Juan Luis Galiardo, José Sancho, Carlos Larrañaga, José Luis Borau, Bigas Luna, Sara Montiel y Lina Canalejas recibieron este tributo póstumo.

A la gala, celebrada como es tradicional en el Teatro Cervantes, asistió el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, quien a su paso por la alfombra roja afirmó que el de Málaga "se ha consolidado como el gran festival del cine español, y el Ministerio no puede faltar a esta cita". Además un mensaje optimista al resaltar que los resultados del cine español el año pasado "son los mejores en veintisiete años", aunque "hay mucho que hacer", y se mostró convencido de que será posible en la comisión formada al efecto "poner de acuerdo a todos los actores de la industria y encontrar un sistema de financiación viable y sostenible parta el cine".

Las actrices Verónica Sánchez y Aura Garrido fueron las encargadas de conducir la gala y de ir desgranando los contenidos del certamen, con doce largometrajes a concurso, la nueva sección no competitiva Málaga Premiere o los nombres de los homenajeados. Además, tuvieron tiempo para improvisar al margen del guión, porque cuando leía la relación de patrocinadores del certamen, Aura Garrido expresó "el agradecimiento por el apoyo del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, se entiende que a este festival, no al cine ni a la cultura".

Antes, y con una nueva orientación, la alfombra roja acogió su habual desfile de vanidades con rostros populares, autógrafos, fotos a mansalva y el famoseo que también forma parte del certamen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios