El público del cine español se duplica pero baja la financiación

  • La Confederación de Productores Audiovisuales Fapae hace balance positivo de los últimos 25 años

Ocho apellidos vascos, Los otros, Lo imposible, Ocho apellidos catalanes o Torrente 2 son títulos que han hecho crecer la industria del cine español y duplicar el número de espectadores en los últimos 25 años. De los 9,1 millones que fueron a las salas a ver producciones nacionales en 1991 se pasó a los 18 millones del pasado año. Y la cuota subió desde el 10,9 al 19,2%. Y en 2014, arrastrado por el efecto de los apellidos de Martínez Lázaro, uno de cada cuatro espectadores vieron una cinta española. La Confedreación de Productores Audiovisuales Fapae hizo ayer un balance positivo de su cuarto de siglo de existencia aunque sin obviar las sombras que también planean sobre la industria. El presidente de los productores, Ramón Colom recriminado al Gobierno que la dotación al Fondo a la Cinematografía esté en cifras de hace quince años.

"No necesitamos 90 millones de euros, solo diez o quince más y que esa cantidad se mantenga en el tiempo", dijo ayer el responsable de FAPAE, quien recordó que en 2001 el Fondo a la Cinematografía fue de 31,2 millones de euros, una cifra que siguió ascendiendo hasta llegar a los 89 millones en 2010. "Sin embargo en 2015 la asignación fue de 36,5 millones de euros". Y en 2016 "esta cantidad es de 60 millones de euros, pero se pretende utilizar la mitad de la dotación para hacer frente al antiguo modelo de financiación, ya que las ayudas a la amortización de largometrajes estrenados en 2014 asciende 33 millones de euros y está incluida en esta partida".

Y esto, según destacó Colom, en los mismos años en los que el cine español recibía alrededor de quinientos premios internacionales. En el año 2000, el cine español obtuvo 59 premios y en 2014 alcanzó los 474. Desde el año 1991 hasta la fecha cinco producciones españolas han sido galardonadas con un Oscar. Estos resultados se han conseguido a pesar de que ha descendido un 36% la participación en festivales internacionales de las cintas españolas.

Según explicó Ramón Colom los productores no quiere financiación a cuenta del Estado sino la de la propia industria con fórmulas como "el céntimo cultural, el céntimo de las entradas" o la cuota que ya ha impuesto Cataluña. Y agregó que la industria nacional vive un momento "pletórico" y que esa mejora de la percepción del cine español ya se ha conseguido y se demuestra con cifras. "En 1991 había 55 productoras activas y actualmente hay 276 que realizan una película al año", dijo Colom. El coste medio de producción se ha reducido a los niveles del año 2000 y no ha dejado de bajar en los últimos cinco años desde los 3 millones de euros al 1,8 millones actuales.

En cuanto a géneros, la Fapae destacó que si la comedia y el drama eran los principales hace 25 años, ahora se diversifican las temáticas y los lenguajes cinematográficos pasando de una película de suspense en 1991 a 24 en 2015 o de ninguna de animación a 7 el pasado año. Las coproducciones también se han triplicado pasando de 18 a 54. Si se habla de espectadores, 162 películas han sido vistas por más de medio millón de personas y 75 ha superado el millón. En 1991 solo un título, Tacones Lejanos, superó el millón de espectadores y en 2015 fueron cinco. Las ventas internacionales también han crecido desde los 20 millones de euros en 2000 hasta los 56 millones en 2014.

Marta Velasco presentó los resultados de este 2016 y habló de que "no se presentan cambios sustanciales" con respecto al año anterior. Hay 51 producciones realizadas y un "excelente comienzo con una cuota del 19,3% y 36 millones de euros de recaudación del cine español, el doble del año pasado". Palmeras en la nieve, Cien años de perdón, Kiki, el amor se hace, Ocho apellidos catalanes y El Pregón han sido las películas más taquilleras del primer trimestre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios