El trovador en su voz

  • Nicolás García aborda en su documental 'Silvio Rodríguez. Ojalá' un perfil actual del músico cubano

Cuenta Silvio Rodríguez que la mejor forma de conocerlo es la música. Que quien quiera entender realmente quién es, que se siente a escuchar sus canciones, sus discos. Quizás por eso el documental Silvio Rodríguez. Ojalá, es una de las mejores maneras de acercarse hasta la figura del músico cubano. La película, dirigida por Nicolás García, toma como hilo conductor los conciertos de la gira que el músico cubano ofreció por los barrios más desfavorecidos de La Habana. La cinta, que se proyectó ayer en el Teatro Echegaray dentro de la Sección Oficial a concurso de Documentales del Festival de Málaga, consiguió acabar las entradas de su sesión (en la que también se proyectó Habana Flou, que relata la situación actual del hip hop en Cuba) como también lo hizo la anterior con las películas The Bushwick Diaries y Proyecto Mágico.

Si la música es la manera más directa de conocer la personalidad de Silvio, quizás por eso la película se centre especialmente en la parte artística del cubano: desde su desmovilización militar y su encuentro con Pablo Milanés para dar los primeros pasos de la nueva trova cubana hasta su día a día actual. "Nuestro documental retrata a un Silvio Rodríguez en plena actividad: publica discos, da conciertos y dirige su propio estudio de grabación en el que apoya a nuevos músicos cubanos, sin dejar de mirar todo lo que pasa en su país y en el mundo", explica Nicolás García.

El propio Silvio, junto a voces tan autorizadas como las de Omara Portuondo, Chucho Valdés, Niurka González, Paco Ibáñez o Luis Eduardo Aute, aporta su versión de los hechos. Y, como hilo conductor, esos conciertos con los que acerca sus palabras a todos los rincones de La Habana. "Una forma de difundir la cultura en lugares con muchos problemas", subraya García. "Más allá de las canciones (Ojalá, Te doy una canción, Óleo de mujer con sombrero...), Silvio es una figura internacional que demuestra otra forma de relacionarse con la fama y ser estrella, otra forma de entender y apoyar la cultura, otra manera de mirar al mundo siempre comprometida y siempre crítica", concluye el director.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios