El Atleti consigue sacar de palacio a la Princesa Leonor

Después del tradicional posado de la Misa de Pascua, se daba por hecho que la Princesa de Asturias no volvería a ponerse delante de los objetivos de la prensa hasta el próximo verano, coincidiendo con sus vacaciones estivales en Mallorca. Pero no. La niña parece que ha heredado la afición colchonera de su majestad el Rey y el miércoles por la noche sorprendió a todos acompañando a Don Felipe al palco de honor del Vicente Calderón. Luciendo una ropa más casual que la que suele utilizar en los actos oficiales (pantalón pitillo gris y camisa blanca con abrigo cruzado de espiga y bailarinas grises), la niña se comportó de forma menos encorsetada que en los actos protocolarios y se emocionó con el triunfo de los rojiblancos, como su padre.

Esta visita al Vicente Calderón recuerda mucho a la que hizo Don Felipe junto a sus padres en 1976. Por aquel entonces, el infante no había cumplido aún los ocho años y vibró con la victoria de los rojiblancos en el derbi que enfrentaba a los dos equipos madrileños. Desde entonces, la afición colchonera de Don Felipe ha sido manifiesta y, por lo que parece, se la ha transmitido a su primogénita, que fue la única de la familia que le acompañó para ver en directo la semifinal de la Champions League. El monarca estará el próximo miércoles en el palco del Bernabéu para presenciar la semifinal del Real Madrid, aunque no ha concretado si también entonces irá acompañado por su pequeña. Lo que está demostrado es que los reyes están sabiendo transmitir a sus dos hijas la pasión que sienten por el deporte español, como quedó demostrado cuando la Selección Española ganó el Mundial de Sudáfrica. En la recepción posterior que se ofreció a los jugadores en Zarzuela las que más disfrutaron de estar cerca de la copa fueron Doña Leonor y Doña Sofía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios