Ava Clarke, belleza albina

  • La pequeña tiene más de 63.000 seguidores en Instagram y ha trabajado con Beyoncé.

Cuando Karl Lagerfeld dijo que no había belleza sin rareza abrió una puerta a la diversidad sobre las pasarelas y logró que muchas firmas comerciales se sintieran atraídas por lo diferente.

Seguramente, los padres de Ava no tenían ni idea de aquella frase que tanto juego dio al mundo de la moda, pero cuando vieron la belleza de su pequeña no lo pensaron dos veces y quisieron mostrarla al mundo a través de las redes sociales. Ava Clarke pertenece a una familia afroamericana y nació hace ocho años con un trastorno genético que dejaba su pelo, su piel y sus ojos sin pigmentación, pero su albinismo, lejos de convertirse en un problema, ha sido para ella su pasaporte a la fama. 

Aunque lo que más llama la atención de quienes la conocen no es su espectacular belleza, sino su afán de superación. Cuando tenía sólo dos meses, los médicos avisaron a sus padres de que la bebé iría perdiendo visión hasta quedarse ciega, si bien el empeño que ha puesto siempre la pequeña ha conseguido que hasta ahora, pese a sus pequeños problemas de visión, apenas tenga dificultades en su día a día.

La cuenta que sus padres crearon en Instagram para  mostrar las fotos de Ava llamó la atención de inmediato a los internautas, si bien fueron las fotografías que le hizo Will Sterling la que hicieron que la fama de la niña creciera como la espuma, tanto que hoy la cuenta tiene más de 63.000 seguidores.

Ava ha posado para varias revistas y ha llamado la atención de importantes firmas de moda, si bien hasta ahora no ha hecho ninguna campaña en exclusiva con ninguna de ellas. Con la que sí ha trabajado ha sido con Beyoncé, que cuando se topó con la foto de la niña en Instagram sabía que tendría un sitio para ella en su Lemonade. Aunque no ha sido la única famosa que se ha fijado en ella. Ava ha subido a las pasarelas en varias ocasiones con Winnie Harlow, la modelo vitílica que ha sido imagen de Desigual en los últimos años. Está claro que la carrera de esta niña está aún por despegar y que todavía tiene que dar mucho juego. De momento, habrá que conformarse con los posados que sus progenitores cuelgan en las redes sociales y en la web de la pequeña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios