La 'Barcelona Bridal Week' arranca hoy con excelentes perspectivas

  • Una de cada diez novias en el mundo se casa con un vestido 'made in Spain', según datos de la organización

Una de cada diez novias de todo el mundo se casa con un vestido 'made in Spain', un sector que supone el 15 por ciento de la facturación textil española y que se ha convertido en una potencia exportadora, según los datos que ha presentado Fira de Barcelona con motivo de la Barcelona Bridal Week (BBW). Hoy precisamente abre sus puertas esta semana de la moda nupcial con pocos cambios con respecto a las ediciones anteriores, aunque es la primera vez que no la organiza Flaqué Internacional, y todo el montaje recae en Fira de Barcelona.

El director de la BBW, Miquel Serrano, ha remarcado que, después de 23 años de éxito de la mano de Flaqué Internacional, recogen el testigo y seguirán trabajando para dar cada vez mayor visibilidad a un sector de gran potencial exportador y que contribuye a la proyección de la moda española y de la marca Barcelona en todo el mundo.

El salón, que engloba la Pasarela Gaudí Novias y el Salón Internacional Noviaespaña, son un referente en el sector de la moda nupcial y de ceremonia, y este año incorpora como novedad el espacio Euribijoux & Mibi, la Feria Internacional de Fabricantes Europeos de Bisutería y Componentes que reunirá las propuestas de más de 50 marcas especializadas en bisutería y accesorios de moda de alta gama.

Como en pasadas ediciones, la diseñadora Rosa Clará estrenará la Pasarela Gaudí Novias, que este año tiene previstos 23 desfiles en los que se mostrarán las tendencias para el año 2015, y que apuntan a vestidos aire vintage con detalles primaverales y un toque romántico.

Desde Fira se afirma que, aunque los gastos relacionados con la celebración de una boda han descendido más del 40 por ciento desde que comenzó la crisis, las novias españolas no renuncian a dar el 'sí quiero' con un vestido especial, y para ello recurren a modelos de firmas nacionales.

El peso del vestido de novia dentro de los gastos que comportan una boda es el que sufre menos recortes entre los todos los gastos de un enlace, según la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI).

Se estima que el traje de la novia supone un desembolso superior a los 500 euros, a los que hay que sumar el precio de los zapatos, complementos, maquillaje, peinado y el ramo de novia, lo que incrementan el presupuesto hasta los 1.500 euros. En cambio, el banquete, el viaje de novios y otros detalles nupciales son los capítulos donde se han efectuado los mayores recortes.

Las mismas fuentes han recordado que las bodas civiles superan a las religiosas, y que para el 2015 sólo una de cada cuatro ceremonias se oficiará en una iglesia, mientras que en el 2006 suponían el 43 por ciento del total, casi el doble.

En España, el número de enlaces matrimoniales, tras la caída registrada desde el 2005, empezó a recuperarse en 2012, cuando 168.835 parejas contrajeron matrimonio, un 3,4 por ciento más que en 2011.

En números absolutos, Andalucía es la comunidad autónoma donde se celebran más bodas (29.160), seguida de Cataluña (26.509) y de Madrid (24.526).

También desde Fira se ha apuntado que España en el segundo país exportador de trajes nupciales en todo el mundo, detrás de China, y que de los más de 341,76 millones de euros de facturación anual en las exportaciones (según los últimos datos disponibles del ICEX) lo certifican.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios