Borja Thyssen y Blanca salen del hospital con su hijo

  • La pareja posó muy sonriente para los medios de comunicación. El matrimonio prefirió no hacer declaraciones sobre la visita de Carmen Cervera

Borja Thyssen y Blanca Cuesta abandonaron ayer por la tarde el hospital Ruber Internacional de Madrid, la clínica donde nació el miércoles su tercer hijo, Enzo, que vino al mundo a través de parto natural.

La pareja posó muy sonriente para los medios de comunicación a la salida del hospital donde acudió el miércoles a entrevistarse con su hijo la baronesa Thyssen, quien, sin embargo, no llegó a pasar al parecer a la habitación a conocer a Enzo ni a ver a Blanca debido al enfrentamiento familiar que mantienen desde hace más de dos años.

Blanca, que lució un minivestido marrón muy veraniego y unos zapatos con cuña de bastante altura, se mostró muy recuperada a pesar de que acababan de pasar tan solo 48 horas desde que diera a luz a su tercer hijo. Borja, por su parte, demostró ser un orgulloso padre que estuvo pendiente en todo momento de su bebé mientras posaban para los fotógrafos y cámaras de televisión. Después y tras despedirse del personal del hospital que atendió a Blanca en el parto, ambos se fueron en su coche rumbo a su hogar, en el que le esperaban sus dos hijos mayores, Sacha y Eric.

El matrimonio, que acaba de celebrar su quinto aniversario de boda, prefirió no hacer declaraciones sobre la visita del miércoles de Carmen Cervera, aunque en todo momento fueron muy amables y cariñosos con los periodistas allí congregados para captar su salida de la clínica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios