Carlos Felipe de Suecia: el príncipe sexy

  • El hijo de los reyes Carlos Gustavo y Silvia acaba de cumplir 35 años sin planes de boda, aunque se especula con un cercano anuncio.

Carlos Felipe Edmundo Bertil Bernardotte, príncipe de Suecia y duque de Värmland nació el 13 de mayo de 1979 en Estocolmo, y por eso el último martes celebró su 35 aniversario de vida. Es el segundo de los tres hijos de los reyes de Suecia, y durante unos meses fue el heredero de la Corona hasta que la Ley de Sucesión volvió a colocar en primer lugar a su hermana Victoria.

35 años después de su nacimiento, el príncipe Carlos Felipe tiene un papel secundario dentro de la casa real sueca pero todavía importante. Además, es considerado uno de los príncipes más atractivos de la realeza europea, hasta el punto de ser apodado el príncipe sexy. A pesar de que la realeza europea viene pisando fuerte y acaparando titulares como es el caso de los príncipes Guillermo y Enrique de Inglaterra, Carlota Casiraghi y su hermano Andrea, o la princesa Beatriz de York, Carlos Gustavo ha mantenido en los últimos años un perfil bajo que le ha permitido, incluso, frecuentar bares y discotecas de Estocolmo como cualquier otro sueco.

Multidisciplinar como pocos, ha estudiado Diseño Gráfico, Economía de Empresas y tiene conocimientos militares que sigue desarrollando, nunca ha intentado alcanzar la fama que sí tienen sus hermanas, las princesas Victoria y Magdalena, a pesar de ser el tercero en la línea de sucesión al trono. Sin embargo, fue en 2010 cuando, por primera vez, protagonizó las portadas de los medios suecos sin él pretenderlo. El motivo no fueron sus logros profesionales o el correcto cumplimiento de la agenda oficial, sino su pareja, a quien dentro de los corrillos de la corte comenzaron a llamar la porno novia. Si bien su padre, el rey Carlos Gustavo, hizo temblar los cimientos de la monarquía sueca cuando declaró su intención de casarse con la actual reina Silvia, una azafata alemana a la que había conocido en los Juegos de Múnich, años después sería su hijo quien seguiría sus pasos.

Desde hace cuatro años mantiene una relación sentimental con Sofia Hellqvist, con la que vive en Djurgården. Su noviazgo fue polémico desde el primer día debido al pasado de la joven como estrella de realities televisivos y otras actividades polémicas que no gustaron nada a los Reyes de Suecia, ni a sus hermanas ni al pueblo. Una de las que más se opuso al noviazgo en un principio fue la princesa Magdalena, ya que es amiga de Emma Pernald, la mujer con la que rompió Carlos Felipe para estar con Sofia.

Sin embargo, el paso del tiempo y las buenas acciones de la joven han conseguido que la primera familia sueca haya acabado acogiendo en su seno a la ex stripper, que ha ido allanando poco a poco el terreno con ayuda de su novio para teóricamente incorporarse de forma oficial a la casa real. Con todo y aunque el príncipe Carlos Felipe ha cumplido ya 35 años, parece que se siguen resistiendo a pasar por el altar. Quizás de momento ha tenido prioridad la boda de Magdalena y Chris O'Neill y el nacimiento de las dos sobrinas de Carlos Felipe, Estela y Leonor, que han podido ir retrasando el anuncio del compromiso.

Puede ser que tras el bautizo de la primogénita de Magdalena, el 8 de junio, la casa real sueca anuncie por fin la boda de Carlos Felipe y Sofia, que a este paso ya tendría lugar probablemente en 2015. El tiempo lo dirá.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios